amenaza de organizaciones delictivas
La corrupción y delincuencia vulneran el combate: UIF
Del total de los juicios iniciados, sólo en 15% 
de los casos hay sentencias en contra.
compartir

Corrupción, delincuencia organizada, nivel de recursos ilícitos generados y falta de certeza jurídica que alimenta la impunidad son factores que potencializan el riesgo de lavado de dinero en México, según un reporte que coordinó la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF).

De acuerdo con la Primera Evaluación Nacional de Riesgos de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo en México, estos cuatro factores tienen alta probabilidad de ser facilitadores o generadores de blanqueo de capitales y sus impactos también son de alto grado con consecuencias sociales, políticas, financieras y económicas.

Respecto a la corrupción, el informe detalla que este problema al imperar en un gran sector de la población es un “elemento que pudiera vulnerar fuertemente nuestro sistema de prevención y combate (...) ya que constituye un facilitador para la comisión de delitos, sin que ello impida la represión de éstos”.

En torno a la delincuencia organizada, el informe indica que en la actualidad los recursos ilícitos ya no provienen sólo de la producción y tráfico de drogas, sino de otras actividades “más redituables y de menor riesgo” (extorsión, robo de combustible y minerales). “La amenaza que representan las organizaciones delictivas en México en materia de lavado de dinero es alta”.

Además, el informe explica que si bien no se puede determinar un monto de lo que representa el lavado de dinero en el país, pues podría haber faltantes en la información, se considera que el dinero que representa este delito “es lo suficientemente significativo como para ameritar que la prevención de este ilícito sea una prioridad para el Estado mexicano”.

El documento también considera la falta de certeza jurídica y percepción de impunidad como factores claves que vulneran a México en materia de lavado de dinero.

Falta efectividad en procesos judiciales

Sobre el régimen (legislación) que existe en el país en materia de prevención de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, la evaluación arroja que la falta de efectividad en los procesos judiciales iniciados a sujetos acusados de realizar operaciones con recursos ilícitos es un factor de alto impacto que vulnera el marco jurídico.

“Se observa que del 2010 al 2014, del total de sujetos inculpados en las causas iniciadas por el delito de operaciones con recursos de procedencia ilícita se ha sentenciado condenatoriamente (cuando hay un castigo) a 15% y absolutoriamente (que perdona) a 4% en promedio por año”, refiere el documento.

“Derivado del bajo número de sentencias condenatorias, se concluye que se tiene una vulnerabilidad alta”, se puede leer en el documento respecto al régimen que existe en el país para evitar este delito.

Asimismo, menciona como un factor de alta vulnerabilidad a este delito la falta de aplicación en las medidas para asegurar los bienes procedentes del lavado de dinero. “Existe un riesgo sustancial en las procuradurías o fiscalías estatales y federal para armonizar los criterios de aseguramiento inmediato de los recursos”.

“Las actuales deficiencias en los registros públicos de la propiedad (...) no permiten la aplicación pronta y precisa de las medidas precautorias y definitivas existentes”, expone el documento.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de