oportunidad para la banca
Es necesario entrar a la revolución de servicios financieros: Prosa
Las empresas tradicionales dedicadas a los servicios financieros que no entiendan y enfrenten la revolución tecnológica que ha llegado en esta industria, con la aparición de nuevos competidores disruptivos, por ejemplo las fintech, tenderán en el corto plazo a desaparecer, explicó José Molina, director general de Prosa.
Fernando Gutiérrez
Oct 30, 2016 |
22:14
Los servicios financieros enfrentan una revolución tecnológica. Foto: Especial
compartir

Las empresas tradicionales dedicadas a los servicios financieros que no entiendan y enfrenten la revolución tecnológica que ha llegado en esta industria, con la aparición de nuevos competidores disruptivos, por ejemplo las fintech, tenderán en el corto plazo a desaparecer, explicó José Molina, director general de Prosa.

Entrevistado en el marco del Foro Operativo Prosa 2016, Molina indicó que lo que se vive con esta revolución digital en los servicios financieros es la oportunidad perfecta para que la banca tradicional se revalúe ante sus clientes y ofrezca un servicio mucho más enfocado a una buena experiencia para éstos y no sólo para sus accionistas.

“Hay urgencia de evolución y renovación. Los servicios bancarios tradicionales que se han utilizado realmente están en su etapa de madurez y decadencia, por lo que tienen que evolucionar hacia una verdadera visión de cliente en donde se respete la experiencia que quiere ver cuando tiene un servicio”, comentó el directivo de la empresa que opera la plataforma tecnológica donde se generan alrededor de 3,600 millones de transacciones al año.

“Este año y desde el 2015 estamos entendiendo que existe una revolución, lo que llamamos la revolución 4.0, estamos pasando a un mundo totalmente virtual, donde no hay fronteras, donde se compite de veras y el que no se apure a evolucionar con esta revolución tiende a desaparecer en el corto plazo”, agregó.

Ante este panorama, Molina explicó que la visión de Prosa es crear infraestructura para que sus clientes, que son cerca de 130 instituciones financieras en el país, puedan acceder a ella con la finalidad de competir en esta era digital.

“En Prosa queremos crear infraestructura para que todos nuestros clientes la puedan compartir, con la finalidad de generar esta experiencia y productos que deben evolucionar. Entonces, debemos concentrar en Prosa la experiencia y el conocimiento pero también la plataforma para que todos se puedan subir a ella sin necesidad de que lo hagan de manera individual”.

Cuestionado sobre su opinión en torno a la regulación que próximamente será anunciada para las empresas fintech, Molina comentó: “Hay zonas grises en la regulación que tendrán que evolucionar junto con estas empresas.

Hoy las fintech son empresas nacientes, que empiezan a tener una participación moderada de mercado, creciente y en la medida que evolucionan y crezcan, necesitan una regulación que garantice la transparencia y la equidad tanto para el mercado como para el cliente”.

Durante su discurso, Molina explicó el panorama de la banca tradicional luego de la crisis global del 2008 y enfatizó la pérdida de confianza que ha tenido el sistema bancario a partir de ese año.

“Para no ser espectadores en la evolución del mercado y sí jugadores activos, la banca debe reinventarse para competir contra gigantes tecnológicos”.

El 2016, el mejor año de Prosa

Respecto a los números que ha registrado Prosa durante este 2016, Molina informó que este año ha sido el mejor en toda la historia de la empresa con crecimiento de 15 a 16% tanto en transacciones número de clientes como en facturación de desarrollo de nuevas aplicaciones.

“Éste ha sido el mejor año en la historia en términos de transacciones, facturación, número de clientes y en término del desarrollo de nuevas aplicaciones y soluciones; sin embargo, este camino es infinito, nos falta mucho por hacer”.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios