intermediarios no bancarios, los afectados
Efectos colaterales en lucha antilavado
Las medidas que ha implementado la autoridad para prevenir el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo —las cuales los intermediarios financieros tienen que cumplir— han causado efectos colaterales como el cierre de cuentas por parte de bancos a instituciones de otros sectores del sistema financiero mexicano, reconoció Jaime González Aguadé.
El funcionario, durante su participación en el XV Encuentro Nacional de Microfinanzas. Foto Archivo EE: Natalia Gaia
compartir

Las medidas que ha implementado la autoridad para prevenir el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo —las cuales los intermediarios financieros tienen que cumplir— han causado efectos colaterales como el cierre de cuentas por parte de bancos a instituciones de otros sectores del sistema financiero mexicano, reconoció Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Durante su participación en el XV Encuentro Nacional de Microfinanzas, González Aguadé comentó que el problema del cierre de cuentas bancarias a otros intermediarios no es por un tema de competencia, como han acusado distintas asociaciones, sino que se debe a las medidas para prevenir el blanqueo de capitales que han implementado diversas autoridades en México y en el mundo.

“Que los grandes bancos le cierren las cuentas al sector financiero no bancario es precisamente por un tema de prevención de lavado de dinero, no es un tema de competencia (...) En el mundo, el tema de lavado se ha vuelto fundamental y de preocupación para las diferentes autoridades, tanto para las mexicanas como las estadounidenses”, expresó.

El funcionario indicó que todos los actores del sistema financiero mexicano, que involucra a autoridades y a instituciones financieras, tienen que trabajar para que exista la confianza que incentive la relación entre distintos intermediarios para que no exista este problema y se apoye a la inclusión financiera.

“Tenemos que seguir trabajando para dar esa confianza, para saber que el sistema financiero en su conjunto hace su mejor esfuerzo y tenga la mejor regulación, la mejor supervisión y, sobre todo, la mejor operación en la prevención de lavado de dinero”, dijo el funcionario.

Desde hace algunos años, los intermediarios financieros no bancarios han acusado el cierre de cuentas por parte de los bancos, sobre todo de aquellos que tienen matrices en el extranjero, las cuales buscan mitigar el riesgo de lavado que eventualmente pudieran significar las entidades no bancarias, con el argumento de que éstas representan un problema inminente de lavado de dinero.

Para su operación, un intermediario financiero no bancario requiere tener cuentas con los bancos, las cuales sirven para distribuir créditos, así como para liquidar los financiamientos que otorgan.

En su intervención, Mario Di Costanzo, presidente de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), reiteró su disposición para apoyar en el cierre de cuentas bancarias a intermediarios no bancarios.

“Muchas de las entidades de microfinancieras no solamente son oferentes de servicios financieros, sino también son usuarias. La Condusef ha sido su aliada en su defensa cuando les cierran cuentas sin explicación alguna”, expresó Di Costanzo.

Buscará sanciones

Con respecto a la certificación de oficiales de cumplimiento en materia de prevención de lavado de dinero, la cual todos los intermediarios del país tienen que cumplir, González Aguadé dijo que en la actualidad no hay sanciones para la institución que no cumpla con esta medida; sin embargo, en el futuro se buscará algún castigo para aquellas entidades que no logren certificar a su personal en la materia.

“Desafortunadamente, en la actualidad no hay sanciones. Por el momento es un tema reputacional para que haya un compromiso con cada intermediario en el tema de prevención de lavado de dinero”, afirmó.

“Queremos que haya una sanción por no tener un oficial de cumplimiento certificado (...) Los intermediarios deberían estar preocupados por cumplir con este tema, al igual que se preocupan por el cierre de cuentas, por tener todos los controles necesarios para evitar en la medida de lo posible el lavado de dinero”, agregó.

Hasta el momento, la CNBV ha certificado a más de 1,000 personas en materia de prevención de lavado de dinero y todavía falta que dé a conocer los resultados de la última evaluación que realizó hace algunos días.

Sistema financiero, preparado

Ante la afectación que pudiera representar la llegada de Donald Trump a la Presidencia de Estados Unidos, González Aguadé indicó que el sistema financiero mexicano está listo para afrontar los efectos que pudieran surgir de las políticas del presidente electo.

El presidente de la CNBV recordó que las autoridades en México han realizado pruebas de estrés a los bancos con la finalidad de conocer los impactos del arribo de Trump a gobierno estadounidense.

“En la CNBV hicimos algunos ejercicios para saber cómo se comportaría el sistema financiero con base en la victoria de Trump. Las autoridades hemos avanzado para estar preparados”, afirmó González Aguadé.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de