sólo falta cancelación del registro
El caso de Banco Bicentenario, casi cerrado
Con la venta de la totalidad de los activos de Banco Bicentenario, y con el pago de gran parte de los ahorros a quienes tenían depositados más de las obligaciones garantizadas (400,000 udis o cerca de 2.2 millones de pesos), el Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) ya casi tiene cerrado este asunto.
Edgar Juárez
Mar 19, 2017 |
20:41
compartir

Con la venta de la totalidad de los activos de Banco Bicentenario, y con el pago de gran parte de los ahorros a quienes tenían depositados más de las obligaciones garantizadas (400,000 udis o cerca de 2.2 millones de pesos), el Instituto de Protección al Ahorro Bancario (IPAB) ya casi tiene cerrado este asunto.

Raúl Castro, secretario ejecutivo del IPAB, recuerda que unos días después de que se revocó la licencia a Banco Bicentenario por problemas de liquidez (julio del 2014) se cubrieron, con recursos del Fondo de Protección que administra el instituto, las obligaciones garantizadas; es decir, los ahorros de quienes tenían en la institución hasta el equivalente a 400,000 udis (2.2 millones de pesos). En esa ocasión se pagaron 161 millones de pesos a 300 ahorradores.

Sin embargo, aún faltaba cubrir el diferencial a quienes tenían en ese banco ahorros superiores a esas 400,000 udis, pero primero debía hacerse la liquidación de todos los activos del bancos, y con base en ello determinar cuánto se podría pagar.

“Como resultado de las estrategias de administración, cobranza y venta de los activos, al cierre de febrero del 2017 se ha obtenido una recuperación en efectivo de 269.77 millones de pesos”, detalla el funcionario.

De ese monto, 161 millones se regresarán al Fondo de Protección, que fue de donde se pagaron las obligaciones garantizadas, y otros 72 millones serán para pagar 63 centavos de cada peso, a quienes tenían ahorrados más del equivalente a 400,000 udis.

Quienes por ley no tienen derecho a recuperar sus recursos son los dueños, socios, accionistas y demás propietarios del extinto banco.

Raúl Castro precisa que ahora sólo falta que se cancele el registro del Banco Bicentenario para que sea un caso cerrado. Sin embargo, aclara que aún hay un par de juicios pendientes, por lo que se buscará desligarlos y poder concluir con la liquidación.

El funcionario destaca que con ello, gracias a la reforma financiera, se habrá logrado la liquidación ordenada de Banco Bicentenario en apenas dos años, contra 16 años que duró la de Banca Cremi. Además, expone, ello no tuvo ningún costo para el erario.

“No tuvo afectación para el Fondo de Protección al Ahorro Bancario, ya que los recursos que se dispusieron para el pago de obligaciones garantizadas, serán restituidos. El fondo continúa fortaleciéndose para hacer frente a posibles resoluciones bancarias en el futuro”.

Fondo cuenta hoy 
con $31,150 millones

Raúl Castro precisa que hoy el Fondo de Protección que administra el IPAB asciende a 31,150 millones de pesos, por lo que hay un total de 154 millones 193,170 cuentas cubiertas por hasta 400,000 udis que a la fecha equivalen a alrededor de 2.2 millones de pesos.

Asimismo, comenta que la deuda administrada por el IPAB ha pasado de representar 11.60% del Producto Interno Bruto en 1999 a 4.16% al cierre del 2016.

“Al 31 de enero del 2017, la deuda neta del IPAB registró una disminución en términos reales de 41.12% respecto de diciembre de 1999”, enfatiza.

eduardo.juarez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de