enfoque basado en riesgos, listo
México se encamina a fortalecer su sistema para prevenir lavado
A pesar de que en los últimos años se han implementado diversos mecanismos para fortalecer la prevención de lavado de dinero, la aplicación de las disposiciones para adoptar un enfoque basado en riesgos hará que sea más efectivo mitigar este delito en instituciones financieras.
Fernando Gutiérrez
Abr 11, 2017 |
22:40
La Evaluación Nacional de Riesgos permite conocer las áreas vulnerables en las instituciones. Foto: Shutterstock
relacionadas
compartir

A pesar de que en los últimos años se han implementado diversos mecanismos para fortalecer la prevención de lavado de dinero, la aplicación de las disposiciones para adoptar un enfoque basado en riesgos hará que sea más efectivo mitigar este delito en instituciones financieras, indicó Iván Aleksei Alemán Loza, socio del despacho Alemán y Asociados.

En entrevista, el también ex vicepresidente de Procesos Preventivos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) comentó que en el marco de la evaluación que el Grupo de Acción Financiera contra el Blanqueo de Capitales (GAFI) realiza a México, este organismo internacional revisa la efectividad de las medidas de prevención de lavado de dinero, así como la severidad de las sanciones que se aplican.

“El camino que se ha recorrido para la prevención de lavado de dinero en los últimos tres o cuatro años es muy bueno porque se ha vuelto mucho más eficaz la lucha; sin duda todavía hace falta (...) nadie puede omitir, incluyendo la CNBV, que existen áreas de oportunidad y hay que actuar de inmediato”, señaló.

El especialista recalcó la importancia de la Evaluación Nacional de Riesgos, documento que se dio a conocer el año anterior y el cual enlistó las vulnerabilidades que tiene México, mismas que son aprovechadas por la delincuencia organizada para perpetrar este delito.

“La Evaluación Nacional de Riesgos nos sirve mucho para tener una focalización más importante, con información veraz, con el conocimiento de las instituciones y de todas las operaciones que se llevan a cabo”, explicó Alemán Loza.

En los últimos días, la CNBV ha publicado diversas disposiciones dirigidas a varios sectores del sistema financiero mexicano con el objetivo de implementar un enfoque basado en riesgos, las cuales tienen que ser implementadas por las instituciones en su totalidad a más tardar en el 2018.

“Hay áreas de oportunidad, el camino recorrido es bueno y todavía falta cubrir cierta brecha y yo creo que cuando se estén implementando al 100% las recientes reformas en materia de prevención de lavado de dinero, específicamente el enfoque basado en riesgos, yo creo ya van a estar 100% alineados todos los elementos para que los logros sean mayores”, destacó.

“Como lo ha comentado el presidente de la CNBV —añadió—, la propia institución financiera es la primera línea de defensa, dicho en otro sentido, el ejecutivo de cuenta de la institución es la primera línea de defensa en temas de prevención de lavado”.

De acuerdo con el especialista, con base en la Evaluación Nacional de Riesgos las instituciones tendrán que poner mayor énfasis según la actividad que realicen y dónde la ejecuten, con la finalidad de que no sean utilizados como vehículos para este delito.

“Ya con la Evaluación Nacional de Riesgos, la CNBV tiene mayores elementos de a quién supervisar vía inspección, y las propias instituciones deciden si invierten más, por ejemplo, en su sucursal de Guerrero o de Mérida (...), de eso se trata el enfoque basado en riesgos: decidir dónde será la aplicación de recursos o de tecnología para prevenir el blanqueo”, acotó.

Alemán Loza reconoció las acciones que se han aplicado en México en los últimos años para adoptar el enfoque basado en riesgos, que es la primera recomendación de GAFI para prevenir el lavado de dinero.

“Por ejemplo: en el 2013 no estaba revisado al 100% el sector sofomes (Sociedades Financieras de Objeto Múltiple) no reguladas, entonces se estaba lejísimos de un enfoque basado en riesgos: se tenían 3,800 sofomes de las cuales no se había revisado ni 10% del sector y en el 2015 se hizo una revisión a estas 3,800 sofomes que existían, lo que provocó una depuración y que quedaran 1,400”, comentó.

“El siguiente paso es la implementación del enfoque basado en riesgos, eso puede llevar a que algunas instituciones no necesariamente cumplan con éxito, pero sin duda la mayoría lo hará y eso blindará al interior de la institución y con las mismas autoridades”, añadió.

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de