en el 2016, la condusef detectó 97
La sofomes tienen el mayor número de cláusulas abusivas
Las sociedades financieras de objeto múltiple no reguladas (sofomes ENR) siguen como las que presentan más cláusulas abusivas en sus contratos de adhesión, de acuerdo con un reporte reciente de la Condusef.
Las cláusulas abusivas son aquellas que derivan en desventajas para el cliente. Foto: Shutterstock

Las sociedades financieras de objeto múltiple no reguladas (sofomes ENR) siguen como las que presentan más cláusulas abusivas en sus contratos de adhesión, de acuerdo con un reporte reciente de la Condusef.

A decir de la dependencia, las cláusulas abusivas son aquellas que derivan en desventajas para el cliente e incluso dejan en riesgo su patrimonio. Algunos ejemplos: permiten a la institución financiera terminar un contrato sin notificación previa, y que impliquen la renuncia del usuario al derecho a ser resarcido o reembolsado de cualquier erogación que corresponda a la entidad, entre muchos otros.

De las 218 cláusulas abusivas que en el 2016 seguían en proceso de eliminación por parte de la Condusef, 97 (44%) estaban concentradas en 61 sofomes ENR. En este sector, la institución que más registraba era, según Condusef, Credivisa con seis.

Al sector de las sofomes ENR les siguieron las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) con 80; las uniones de crédito con 14; las sociedades financieras populares (sofipos) con 11; los bancos también con 11; las sofomes reguladas con tres y las aseguradoras con dos.

La Condusef precisa que, por producto, es el crédito simple para pequeñas y medianas empresas (pymes) el que presenta más cláusulas abusivas en sus contratos de adhesión con 82. Aquí, explica la dependencia, la más común es la que limita al usuario su derecho de contratar cualquier otro crédito o subrogarlo.

Al crédito simple pyme, le siguieron con más cláusulas abusivas, el crédito personal con 61; y crédito en cuenta corriente con 19.

Pero este tipo de cláusulas se encuentran prácticamente en todos los productos de crédito como el automotriz, de habilitación o avío, de nómina, hipotecarios, refaccionarios, simples, depósitos a la vista, seguros de ahorro para el retiro y tarjetas de crédito.

“Este tipo de cláusulas también pueden aparecer en otros contratos de otros productos, por lo que si fuera el caso, el usuario puede avisar a la Condusef, lo que sería un gran paso en materia de protección y defensa de la colectividad, ya que nos encontramos revisando poco más de 10,000 contratos”, destaca la dependencia a cargo de Mario Di Costanzo.

En bancos, Banorte era el único

El reporte de la Condusef señala que, al menos al cierre del 2016, Banorte seguía como el único banco de los 47 en operación que registraba cláusulas abusivas en sus contratos de adhesión con un total de 11.

En dicho reporte, el resto de los bancos ya no mostraba registros de cláusulas abusivas en sus contratos.

Poco a poco se han eliminado

A raíz de la reforma financiera, promulgada en el 2014, la Condusef tiene la facultad de detectar y pedir que se eliminen las cláusulas que considere abusivas hacia el usuario de servicios financieros, so pena de que las entidades puedan ser sancionadas.

La dependencia ha precisado que mientras en el 2015 se detectaron 677 cláusulas abusivas, 232 fueron eliminadas ese mismo año.

En el 2016, el organismo detectó 438 nuevas más las 445 que se arrastraban del 2015 sumaban 883, pero este mismo año se eliminaron 665, por lo que sólo quedaron 218, mismas que en el 2017 siguen vigentes, pero que, con base en información de Condusef, ya están en proceso de eliminación.

eduardo.juarez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de