Índice 2010
México da saltito en desarrollo humano
A diferencia del año pasado cuando el país ocupó el lugar 54, esta vez fue ubicado dos lugares abajo; sin embargo, en calificación avanza ligeramente de 0.745 a 0.750.
Ana Langner / El Economista
Nov 5, 2010 |
2:08

La Organización de las Naciones Unidas publicó el “Informe sobre Desarrollo Humano (IDH) 2010”, en el que se informa que México ocupa el lugar 56 de 169 países y se establece como quinto de América Latina. El reporte mide a través de indicadores los logros en materia de salud, educación e ingresos.

El trabajo agrupa a los países en cuatro distintas categorías: muy alto desarrollo humano, alto, mediano y bajo. México está entre los 20 clasificados como medios. Detalla: “Los países ricos son los que invirtieron enormes recursos en salud y educación”.

Este organismo internacional reportó que el Índice de Desarrollo Humano de nuestra nación es de 0.750, en comparación con el 2009, presentó una leve mejoría, el año pasado fue de 0.745. Hay una marcada evolución si se toma en cuenta la cifra de 1980, la cual fue de 0.581.

La edición pasada de este documento muestra que México ocupa el sitio 54; sin embargo, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) explica que el último estudio no debe compararse con números pasados, ya que este año introdujeron tres nuevos índices, que capturan aspectos importantes como bienestar, desigualdad, equidad de género y pobreza.

Su formulación también responde a métodos estadísticos más avanzados y a una mayor disponibilidad de datos. “Se han corregido aspectos que habían sido objeto de críticas válidas, pero se mantienen las mismas tres dimensiones originales y se utilizan indicadores más acertados para evaluar los avances a futuro”.

El IDH establece que en México la esperanza de vida es de 76 años, que el gobierno gasta 2.7% del PIB en salud y que la tasa de mortalidad de niños menores de cinco años es de 17 por cada 1,000.

A pesar de los avances, el promedio educativo de 8.6 años, el gasto público en instrucción es de sólo 4.8% del PIB y hay una tasa de robos de 504.7 por cada 100,000 habitantes.

En contraste, Noruega, el país mejor calificado en este informe gasta 7.5% del PIB en salud, los años de educación promedio en sus ciudadanos es de 12.6 y el gasto en educación es de 6.7% del PIB.

En el polo opuesto, está Nigeria, República Democrática del Congo y Zimbabwe, ¬ con la peor calificación: 0.140.
IDH y género

El IDH expone que los países que ocupan los últimos lugares en el informe tienen registros “deplorables en numerosas dimensiones del bienestar de la mujer”. Para los 20 últimos de la lista, la tasa promedio de mortalidad materna es de alrededor de 915 por cada 100,000 nacidos vivos y la tasa de fecundidad entre adolescentes de 111 nacimientos por cada 1,000 mujeres entre 15 y 19 años de edad, muy superior a los promedios mundiales de 273 muertes y 54 nacimientos, respectivamente. Por otra parte, por cada ocho hombres, apenas hay una mujer parlamentaria en estos países.

La desigualdad de género y las pérdidas en desarrollo humano están fuertemente relacionadas. Ello sugiere que países con desigual distribución del desarrollo humano también tienen una elevada desigualdad de género y viceversa.

Los países que muestran los mejores resultados en ambos frentes, son Dinamarca, Países Bajos y Suecia.

El IDH “comprende la creación de un entorno en el que las personas puedan desarrollar su máximo potencial y llevar adelante una vida productiva y creativa de acuerdo con sus necesidades e intereses. Por lo tanto, el desarrollo implica ampliar las oportunidades para que cada persona pueda vivir una vida que valore”.

alangner@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de