Potabilización y distribución
Propone Conagua cobrar agua a grupos de mayores ingresos
De acuerdo con Ernesto Ibáñez, es necesario que los subsidios del agua en zonas urbanas se acoten únicamente a las familias de estratos más vulnerables y el gasto que representan sea absorbido por la gente que posee mayores ingresos.
Ana Langner / El Economista
Ago 14, 2011 |
19:47
compartir

De acuerdo con el gerente de Fortalecimiento de Organismos Operadores de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Ernesto Ibáñez, es necesario que los subsidios del agua en zonas urbanas se acoten únicamente a las familias de estratos más vulnerables y el gasto que representan sea absorbido por la gente que posee mayores ingresos.

Entrevistado por El Economista, el funcionario de la Conagua explicó que resulta imperativo pagar el agua potable y alcantarillado como cualquier otro servicio para fomentar la cultura de ahorro, así como mejorar las condiciones de su distribución.

Sin embargo, la politización de este tema por parte de gobiernos municipales y estatales estanca el crecimiento y evolución de esta tendencia, reclamó Ernesto Ibáñez.

Explicó que la propuesta establecida por este organismo federal consiste en que la tarifa equivalga al costo de producción, es decir cuánto cuesta potabilizar y distribuir este recurso entre los pobladores tomando en cuenta las características de cada región.

La estructura tarifaria conviene que se formule de manera diferencial, es decir, tomando en cuenta los diversos estratos y las características particulares de cada población.

Con lo anterior, detalló Ibáñez, sería posible definir a los usuarios residenciales populares candidatos a recibir subsidios.

Ernesto Ibáñez expuso que existe una relación entre la eficiencia del organismo de cuenca local con el establecimiento de tarifas.

El funcionario ejemplificó con el caso de Monterrey, en donde la gestión de políticas en materia de agua permite establecer las tarifas adecuadas por el pago de estos servicios.

Detalló que pese a que el norte del país está caracterizado por escasez del vital líquido, es la zona en donde existe una mejor organización, cultura.

“Al pagar por un servicio, la gente lo valora y comienza a generarse una cultura del agua”, aseguró.

Caso contrario al centro y sur del país, en donde la gente piensa que el recurso es un bien libre; no obstante que el agua es un derecho humano, el proceso de potabilización, distribución y disponibilidad 24 horas del día son servicios que cuestan, explicó.

El gerente de fortalecimiento de Organismos Operadores de la Conagua expresó: “En la medida en que se cubran tarifas realistas, los organismos operadores, municipios y estados tienden a ser autosuficientes y se limitan los subsidios”.

alangner@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de