Mexicanos disfrutan desfile militar en el Zócalo

Credito:

Notimex

La plácida mañana de este viernes es marco incomparable para miles de familias que asisten al Centro Histórico capitalino para presenciar el desfile militar conmemorativo del 201 aniversario del inicio del movimiento de Independencia de México.

Con el sol oculto por una densa capa de nubes y temperatura fresca, gracias a las precipitaciones pluviales de las últimas horas, los asistentes ocupan sus lugares a lo largo del recorrido del desfile que parte de Pino Suárez a las inmediaciones del Auditorio Nacional.

Las familias comenzaron a llegar al amanecer para asegurar un espacio en las gradas instaladas en el Zócalo, los lugares más apreciados para disfrutar de la parada después de la vista privilegiada que se tiene desde los balcones centrales de Palacio Nacional.

Es el caso de la familia Rodríguez Morales, integrada por 12 personas, que acudieron bien pertrechados con sandwiches, agua, jugos y hasta paraguas que esta vez sí les permitieron ingresar.

Don Joaquín, el jefe de esta familia, aunque apenas tiene 54 años, reconoce que no tenía ganas de venir, 'porque ya ha visto muchos desfiles en su vida', pero la petición de sus nietos, de entre siete y 14 años, finalmente se impuso.

Para ellos, los niños, la parafernalia de guerra resulta muy atractivo. José Manuel, el más pequeño, desde que tiene memoria ha jugado con tanques, aviones y soldados de juguete con sus cuates de la colonia Guerrero, donde vive.

Este viernes se puede circular con toda tranquilidad por las zonas aledañas al Centro Histórico, pues la seguridad no es tan agobiante como la víspera.

Las calles cerradas y lo fresco del ambiente invitan a caminar, y en ese marco miles de personas buscan el mejor lugar para apreciar el desfile, muy lucidor para las Fuerzas Armadas.

A unos minutos de haber empezado la parada militar cada pieza ocupa su lugar: los líderes políticos en Palacio Nacional, los militares en el punto de partida y la gente a lo largo de la ruta.

RDS