Conagua rechaza recomendación de la CNDH

Credito:

Ana Langner / El Economista

El titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), José Luis Luege Tamargo, rechazó la recomendación de la Comisión Nacional de Derechos humanos (CNDH) por violaciones a las garantías de los tabasqueños debido a las inundaciones del 2010.

El funcionario afirmó que la recomendación número 61/2011 de la CNDH es inconsistente y aseguró que la dependencia federal “coadyuva a la seguridad de la población” de este estado

El 10 de noviembre la CNDH indicó que la Conagua violó los derechos en seguridad jurídica, legal, de propiedad y posesión por la construcción de los canales de alivio El Tintillo y El Censo.

No es la primera vez que la Conagua rechaza recomendaciones de este organismo. En abril del 2010 la CNDH emitió la recomendación 12/2010 por un menor de edad que en el 2008 cayó al Río Santiago en Guadalajara, Jalisco, y murió dos semanas después intoxicado por arsénico.

La CNDH determinó que había violaciones a los derechos de la conservación de ambiente, a la protección a la salud y a la vida en agravio del menor, por lo que se pidió una indemnización a la familia. La medida fue rechazada.

En el caso Tabasco, Luege expresó que la observación del organismo defensor de los derechos es “inconsistente, inaplicable y ajena a la realidad”.

Luege dijo que las obras, estudios y trabajos que la CNDH solicitó instruir están en marcha, según el programa correspondiente.

Por otro lado se solicitó a la dependencia presentar queja ante el Órgano Interno de Control en la Conagua, instrucción que -afirmó- es improcedente porque ya fueron solventadas y dadas de baja por las fiscalizadoras las observaciones que las motivaron.

En relación con el establecimiento de un seguro, la Conagua expresó que las herramientas legales para asegurar la infraestructura se tienen contratados y los recursos del Fondo de Desastres Naturales son los que se establecen para apoyar a los afectados y enfatizó que éstos siempre estuvieron disponibles con base en los procedimientos legales.

ana.langner@eleconomista.mx