Reforma educativa, imperfecta pese a ausencia de Elba Esther
El rezago educativo que vive el país podría continuar de no resolverse temas como mejorar la formación inicial del servicio docente.
José Juan Reyes / El Economista
Mar 10, 2013 |
14:33
Gráfico: EE

El encarcelamiento de la lideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, Elba Esther Gordillo, dejó prácticamente libre el camino para la aplicación de la Reforma educativa que impulsó Enrique Peña Nieto; sin embargo, especialistas coincidieron en dicha enmienda tiene temas pendientes para, entre otras cosas, combatir el prominente rezago educativo del país.

La Auditoría Superior de la Federación hizo un diagnóstico apabullante. En su revisión a la Cuenta Pública del 2011 al sector educativo advirtió que las tendencias observadas en el periodo 1970-2010 indican que, no haber un cambio, tendrían que pasar 188 años para abatir dicho rezago.

La OCDE agrega un dato igual de alarmante, el problema no es precisamente la falta de presupuesto que el Estado destina a este rubro: mientras que México destina un 25% de su presupuesto a la educación -a diferencia del 12.7% que destinan el resto de los países miembros- 97.2%, de éste se va a gasto corriente, y, de ese porcentaje, 93.6% tan solo a salarios.

Para la directora del Instituto de Investigación para el Desarrollo de la Educación de la Universidad Iberoamericana, Sylvia Schmelkes del Valle, la Reforma Educativa fue aprobada y promulgada con cambios menores. Aunque es conveniente, tiene faltantes que no se mencionan en la estrategia, por ejemplo, mejorar la formación inicial y en servicio de los docentes; revisión curricular que reconozca la diversidad geográfica, cultural y lingüística del país.

Incluso descentralizar de fondo el sistema educativo nacional; modificar los criterios de financiamiento educativo, pues en la actualidad se beneficia a los estados que más tienen y contribuyen a que la educación reproduzca la desigualdad social.

Por su parte, el investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana, Pablo Javier Becerra Chávez, consideró que a la reforma educativa le falta la reforma secundaria.

Sylvia Schmelkes del Valle hizo una evaluación con relación al gobierno de Enrique Peña Nieto, en materia de educación, y advirtió que la reforma educativa carece de aspectos como procurar la equidad en los aprendizajes entre los diferentes sectores que conforman la población.

“El gran riesgo sería que se diera por concluida con la modificación a los artículos 3 y 73 constitucional y con el paso subsiguiente, que son las leyes reglamentarias, la reforma educativa verdadera, de la que nada se ha dicho”.

Advirtió que nuestro país no puede soportar otro sexenio de deterioro educativo. “Ya no es gobernable el país si no toma (el gobierno) cartas claras en el tema de la educación, (...) pues gran parte de las reformas viene de (...) sectores organizados de la sociedad civil. Hacer de la educación una prioridad real requiere fortaleza, contundencia, solidez y consistencia”, opinó.

ESTADO RECUPERA LA RECTORÍA

Para Schmelkes del Valle, con la reforma educativa, el Estado recupera, al menos a nivel legal, la rectoría, al pretender asegurar que se vayan profesionalizando los docentes de manera que sea pertinente y transparente su ingreso, su promoción y su permanencia dentro del sistema educativo.

“Queda por verse si un cambio legal realmente permitirá evitar el tejido de filigrana que el SNTE, a lo largo de tantos años de contubernio con el Estado (...) ha logrado tender a lo largo y a lo ancho del sistema”, indicó.

Por su parte, Becerra Chávez, aseguró que aún falta la reforma a la Ley General de Educación y crear el consejo evaluador.

Dijo que después del golpe a Gordillo, se tienen que incorporar al liderazgo magisterial las voces de las corrientes reales en esta reforma, “pero sin el factor distorsionador” de Gordillo.

Otros recursos

  • La SEP 80 millones de pesos para cubrir gastos derivados de la promoción, organización, desarrollo y difusión de los eventos del IV Congreso Nacional de Educación y Segundo Encuentro Nacional con Padres de Familia y Maestros.
  • En el 2009, derivado de la Alianza por la Calidad de la Educación, el Sindicato solicitó 200 millones de pesos para poner en marcha una campaña de comunicación. En este mismo concepto se solicitaron 1,418 millones de pesos para el Programa de Estímulos a la Calidad Docente.
  • En el 2010, el gremio pidió 50 millones de pesos para continuar con la campaña de comunicación sobre la Alianza por la Calidad Educativa. Ese mismo año, requirió 150 millones de pesos para actividades culturales y de actualización del magisterio.
  • En el 2011, pidió 150 millones de pesos para continuar con la campaña de comunicación en favor de la Alianza por la Calidad Educativa. Además, para las actividades culturales se requirieron 200 millones de pesos.
  • El año pasado, el SNTE pidió recursos por 500 millones de pesos para la campaña de comunicación en favor de la Alianza por la Calidad Educativa y para actividades culturales.
Rezago educativo
En la Cuenta Pública 2011, la Auditoría Superior de la Federación advirtió que las tendencias observadas en el periodo 1970-2010 indican que tendrían que pasar 188 años para abatir el rezago educativo en el país. En 1970, de los 22,6 millones de personas en rezago educativo, ocho de cada 10 eran analfabetas o sin primaria completa; en 2010, de las personas consideradas con rezago educativo, cinco de cada 10 no tenían primaria completa, según la ASE.
LUGAR PAÍS
1 Shangai, China
2 Corea
3 Hong Kong, China
5 Canadá
17 Estados Unidos
48 México
52 Colombia
58 Argentina
FUENTE: OCDE

jreyes@eleconomista.mx

36676 lecturas
1 Comentarios
Comentarios
j ortega v (no verificado)
Agregado:
8 Mar 2013 |
14:05 PM

"mientras que México destina un 25% de su presupuesto a la educación -a diferencia del 12.7% que destinan el resto de los países miembros- 97.2%, de éste se va a gasto corriente, y, de ese porcentaje, 93.6% tan solo a salarios".

Irresponsabilidad de las autoridades en el gobierno.

Un desperdicio de dinero.

Periódico El Economista una empresa de