Definen estrategia de seguridad en PND 2013-2018

Credito:

Jorge Monroy / El Economista

El Plan Nacional de Desarrollo fue dado a conocer ayer ante los líderes del Legislativo y Judicial. Foto: Hugo Salazar

Sacar a la PGR del desmantelamiento que arrastra, transformar la Policía Federal en un cuerpo de cercanía, concretar el Código Penal Único en el país; transparentar la actuación de los ministerios públicos y capacitarlos para que puedan probar los delitos; inhibir el lavado de lavado de dinero; fortalecer la inteligencia de los cuerpos policiacos y militares, así como potenciar la Ley General de Víctimas, son los ejes de seguridad que se incluyen en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018, que ayer fue publicado en el Diario Oficial de la Federación.

“Un México en Paz busca mejorar las condiciones de seguridad pública en el país para que los mexicanos transiten con seguridad, sin temor, ejerciendo sus derechos y garantías en un marco de libertades”.

El PND plantea reorganizar la Policía Federal hacia un esquema de proximidad y cercanía, sin especificar las características que tendrá, y respecto de la PGR, plantea robustecer su papel “como representante de la Federación y garante de la constitucionalidad de normas generales y actos de autoridad en los procesos constitucionales”.

También, promover en el Sistema Penitenciario Nacional la reinserción social efectiva, y para abatir la impunidad, hacer efectiva la efectiva implementación del sistema de justicia penal acusatorio; implantar un nuevo modelo de operación institucional en seguridad pública y procuración de justicia que genere mayor capacidad de probar los delitos y proponer las reformas constitucionales y legales que permitan la expedición de un código de procedimientos penales único y una ley general penal.

Para combatir la corrupción y transparentar la acción pública en materia de justicia para recuperar la confianza ciudadana, se promete “transparentar la actuación ministerial ante la ciudadanía, y robustecer los mecanismos de vinculación de las instituciones del sistema de justicia penal con los diversos sectores de la sociedad y los medios de comunicación”.

Se pretende que durante los próximos seis años se implemente y dé seguimiento a mecanismos de prevención y detección de actos, omisiones y operaciones que pudieran favorecer la comisión de los delitos de lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

“Las acciones en este ámbito estarán enfocadas a combatir los delitos que más afectan a la población. Para ello, se plantea trabajar en dos planos complementarios: el de la prevención social de la violencia y el de la contención del delito mediante intervenciones policiales oportunas y efectivas. Los principios que guiarán las políticas de seguridad pública contenidas en estos dos planos son: planeación, prevención, protección y respeto a los derechos humanos; coordinación; transformación institucional; evaluación y retroalimentación”, se precisa en el PND 2013-2018.

Sin mencionarla por su nombre, se especifica que se buscarán los cambios a la Ley de Seguridad Nacional para que el Ejército pueda ejercer tareas de seguridad pública, y que se “fortalezcan el sustento legal a la actuación de las Fuerzas Armadas”.

El gobierno federal se plantea “coadyuvar (durante todo el sexenio) con las instancias de seguridad pública de los tres ámbitos de gobierno para reducir la violencia hasta la total consolidación y reestructuración de las policías”.

Nueva política de gobierno

Impulso a equidad de género con sólo tres mujeres en el gabinete

Una estrategia transversal que incluyó el gobierno peñista en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2013-2018 es incluir una perspectiva de género en todas las acciones gubernamentales.

Ayer, en la presentación, pocas mujeres se vieron entre las invitadas.

“La presente administración considera fundamental garantizar la igualdad sustantiva de oportunidades entre mujeres y hombres. Es inconcebible aspirar a llevar a México hacia su máximo potencial cuando más de la mitad de su población se enfrenta a brechas de género en todos los ámbitos”, se especificó en el PND.

El gobierno federal argumenta que es la primera ocasión en que el Plan Nacional de Desarrollo incorpora una perspectiva de género como “principio esencial”.
“Contempla la necesidad de realizar acciones especiales orientadas a garantizar los derechos de las mujeres y evitar que las diferencias de género sean causa de desigualdad, exclusión o discriminación”, quedó plasmado en el documento.

Enrique Peña Nieto también hizo referencia ayer a esta nueva política de gobierno, tras afirmar que todas las dependencias y organismos públicos deberán ahora promover la igualdad entre mujeres y hombres.

“Esto significa que lejos de tener (...) un sólo programa en favor de la equidad, todas las políticas públicas habrán de impulsar la equidad de género. Es decir, el gobierno de la República asegurará de manera permanente que las diferencias de género no sean causa de exclusión o de discriminación”, expresó el Presidente.

El gabinete presidencial está integrado por 25 funcionarios, de los cuales tres son secretarias de Estado: Desarrollo Social, Salud y Turismo. Las mujeres representan sólo 12% del gabinete. Actualmente no hay ninguna Gobernadora en los 32 estados del país. (Con información de Mauricio Rubí)