Senado, cercado hasta fin de periodo ordinario
El Senado de la República estará blindado hasta que culmine el periodo ordinario de sesiones y de cara al proceso legislativo de la reforma energética que los legisladores buscan sacar este mes pese a la oposición de la izquierda.
Tania Rosas / El Economista
Dic 1, 2013 |
20:17
compartir

El Senado de la República estará blindado hasta que culmine el periodo ordinario de sesiones y de cara al proceso legislativo de la reforma energética que los legisladores buscan sacar este mes pese a la oposición de la izquierda.

El presidente del Senado, Raúl Cervantes, pidió a las autoridades de seguridad garantizar el acceso a la sede para que los legisladores puedan llevar a cabo su trabajo.

Uniformados de la policía capitalina y federal amurallaron la sede de Reforma para dejar a los legisladores culminar el periodo legislativo con dos reformas que han tenido la oposición del PRD: la político-electoral y la energética.

Desde el viernes, las autoridades de seguridad colocaron barreras metálicas alrededor del Senado. El cerco se encuentra a lo largo de Paseo de la Reforma y rodea desde el Monumento a la Revolución hasta Insurgentes.

Pero los senadores prevén escenarios adversos durante el proceso legislativo de la reforma energética, por lo que están dispuestos a sesionar en una sede alterna si se llegara a presentar el mismo caso de la reforma educativa que los obligó a sesionar en un centro de negocios.

Mientras tanto, el PRD ya prepara su estrategia en contra de la reforma energética si el PRI y el PAN buscan sacarla aun sin la participación de los partidos de izquierda.

De aprobarse una reforma energética abierta a la Iniciativa Privada pese al escenario de oposición, los perredistas enviarán cartas a empresas petroleras internacionales y a los gobiernos de los países a los que pertenecen para advertirles que si quieren invertir en México, tendrán que enfrentarse a la decisión de los mexicanos que participen en una consulta ciudadana en el 2015.

Con esta medida se busca desincentivar a la IP y ganar tiempo para llevar a cabo una consulta en materia energética aunque aún no se reglamente este tema en el Congreso.

tania.rosas@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de