Violencia ha desplazado a 150,000 personas en el país
La Comisión Nacional de los Derechos Humanos tiene documentados 150,000 casos de desplazados internos a causa de la violencia “desenfrenada” y la inseguridad en el país, reveló el ombudsman nacional Raúl Plascencia.
Tania Rosas / El Economista
May 20, 2014 |
22:49
Las cifras dadas a conocer en el Senado son mucho más bajas de las que han presentado organizaciones sociales. Foto: AP
compartir

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos tiene documentados 150,000 casos de desplazados internos a causa de la violencia “desenfrenada” y la inseguridad en el país, reveló el ombudsman nacional Raúl Plascencia.

Ayer, durante su comparecencia en la Comisión de Derechos Humanos del Senado de la república, Plascencia Villanueva declaró que el número de desplazados internos creció pues hace unos meses era de 120,000 personas.

“Tenemos desplazados internos de Chihuahua, Guerrero, Sinaloa, Tamaulipas, Michoacán, Durango y con comunidades de destino o estados de acogida en algunos lugares como sería Nuevo León, Colima, Coahuila, Veracruz, Morelos, Aguascalientes, Querétaro”, dijo.

También dio a conocer que la institución que preside ha registrado 24,800 casos a nivel nacional de personas desaparecidas, cifra del 2005 a la fecha.

“En 612 casos existe la presunción de intervención de agentes del Estado mexicano en la desaparición de estas personas; 267 en donde hay indicios de que intervinieron elementos o personas miembros de la delincuencia organizada; 1,424 casos en los cuales no hay indicios claros de intervención de autoridad federal, o bien, delincuencia organizada, pero tampoco se podría descartar esa circunstancia por el modus operandi identificado”, explicó.

Asimismo destacó que han disminuido las quejas en contra del Ejército y la Marina durante su actuación contra el crimen organizado.

El Ejército, ejemplificó, tuvo 811 quejas durante el 2013, cuando en el 2012 llegó a 1,503.

“México vivió un momento muy complejo hace algunos años, cuando se decidió sumar el Ejército para que cumplirá con la función de seguridad pública. Las fuerzas armadas decidieron llevar a cabo esta tarea y esto implicó que las quejas se fueran multiplicando año con año”, añadió.

Comentó que había aproximadamente 200 quejas contra el Ejército en el 2005 y 50 contra la Marina; no obstante, el número se multiplicó durante el sexenio de Felipe Calderón.

Mientras, los casos de tortura disminuyeron en 30% durante el 2013, aunque especificó que no es suficiente, pues el número de casos de tortura se incrementó durante el sexenio de Calderón en 500 por ciento.

Otro tema que calificó como crítico fue el de reclusorios, al especificar que en 75 de 111 reclusorios visitados por la CNDH hay autogobiernos, mientras que en los centros penitenciarios se presenta sobrepoblación, abandono de las instalaciones y presos sin sentencia.

tania.rosas@eleconomista.mx

1 Comentarios
Comentarios
JOSÉ GÓMEZ. (no verificado)
Agregado:
21 May 2014 |
13:32 PM

El presidente de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, Raúl Plascencia, sostiene, atrevidamente, que: "la justicia está todavía muy lejos de poder alcanzar el ideal”. Ese ideal perseguido no corresponde decirlo a este señor, ese es tema que sólo lo puede declarar un Congreso de Filosofía Jurídica, en el cual el punto central del debate sería el de LOS FINES DEL DERECHO: bien común, justicia y la seguridad. Es ahí en donde debe hacerse la declaración de que la justicia está "muy lejos" de alcanzar su ideal. Habría que decirle a este señor Plascencia que en toda la historia de la civilización nunca se ha logrado alcanzar ese "ideal", y nunca podrá alcanzarse, precisamente porque "la justicia" no se sabe qué es. Tenemos una pequeña idea de lo que podría ser. Desde la famosa y antigua frase "justicia es lo que le corresponde a cada quién", desde ahí no se ha prosperado sobre un ideal de justicia porque constante cambian los regímenes políticos de cada país, lo que constituye una línea sinuosa en la Historia Universal, algunas veces deplorable y ruinosa, otras veces de gloria y bienaventurada prosperidad, pero han sido más la ruina y maldad.
PD: por eso estamos como estamos, por la ignorancia prevaleciente en el Estado.

Periódico El Economista es una empresa de