Programa Frontera Sur, hecho al vapor
De acuerdo con expertos en el tema migratorio, además de ser excluyente, el proyecto federal no contempla a los migrantes en tránsito por el país.
Ana Langner / El Economista
Jul 8, 2014 |
22:52
Desplazamiento forzado. Las condiciones de seguridad en Centroamérica han fomentado el éxodo masivo. Foto: Notimex
compartir
Widgets Magazine

El programa Frontera Sur, presentado por el gobierno federal, no está diseñado para atender los problemas que sufren los migrantes en tránsito y podría esta medida quedar en buenas intenciones, explicaron activistas y especialistas en el tema.

El director del Programa de Asuntos Migratorios de la Universidad Iberoamericana, Javier Urbano, explicó que si no hay capital humano capacitado, sensibilizado y profesionalizado para hacer un trabajo que requiere especialización en materia de derechos humanos, la medida anunciada este lunes quedará en una declaración de buenas intenciones.

Asimismo, la directora de la organización Movimiento Migrante Mesoamericano, Martha Sánchez Soler, explicó que el programa Frontera Sur es una medida hecha al vapor, que no aborda ni atiende los problemas que sufren los migrantes en tránsito.

El gobierno federal lanzó este lunes el programa Frontera Sur, el cual permitirá a indocumentados guatemaltecos y beliceños permanecer en cada cruce hasta por tres días en municipios mexicanos colindantes con Guatemala.

De igual manera, prevé otorgar una tarjeta de trabajador fronterizo para que los centroamericanos puedan emplearse en Chiapas, Tabasco, Campeche y Quintana Roo. Asimismo, los puntos de revisión aduanales se convertirán en Centros de Atención Integral al Tránsito Fronterizo; se reforzará la protección social y de salud para los indocumentados; se dará atención especial a niños migrantes que viajan solos, y se creará la Coordinación para la Atención Integral de la Migración en la Frontera Sur.

A decir del director del Programa de Asuntos Migratorios, explicó que la tarjeta visitante regional es excluyente, pues sólo contempla a habitantes guatemaltecos y beliceños. “México no entiende que la frontera es Centroamérica, aunque geográficamente se circunscribe a Guatemala y Belice, pues el problema migratorio es de la región”.

Aunado a lo anterior, el académico de la Universidad Iberoamericana explicó que se trabaja en el reforzamiento de la tarjeta de visitante para poblaciones que no requieren intervención urgente, pues se contaba con programas de movilidad regional similares para ambas nacionalidades.

En este sentido, Martha Sánchez Soler refirió que las medidas anunciadas no tienen repercusión a los migrantes en tránsito; para que se atendiera la emergencia que viven estas personas, que también incluye a salvadoreños y hondureños, los permisos provisionales deberían ser extensivos a todos los estados del país y no estar enfocados exclusivamente a la gente de Guatemala y Belice.

La directora de Movimiento Migrante Mesoamericano explicó que la migración está aumentando en todos los sentidos, porque los países están llegando a sus límites. “Esto ya no es migración, es un desplazamiento forzado. Esto amerita que se les dé carácter de refugiados”, dijo

Afirmó que el problema que enfrentan las personas de Centroamérica que deciden dejar su lugar de origen por pobreza o escapando de la violencia es un asunto que merece atención regional, pues tanto México como la Unión Americana tienen responsabilidad de la situación que impera en sus naciones. “EU les exportó pandilleros (35,000 de Los Ángeles) y nosotros a los cárteles”.

Para atender la crisis humanitaria, Javier Urbano recomienda rescatar, con las deficiencias que implique, los esquemas de movilidad migratoria temporal, mismos que han demostrado un mayor índice de retorno de quienes son parte y evitan que las personas se expongan al crimen organizado. A su vez, sugirió, en el caso específico de acción urgente de los menores no acompañados, llevar a cabo programas de intervención diferenciada y desglosada.

ana.langner@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de