El dictamen fue enriquecido por propuestas de los los partidos
Avalan nueva Ley de Protección a Niños
Comisiones del Senado aprobaron el dictamen de la nueva Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes, derivada de la iniciativa enviada por Enrique Peña Nieto.
El proyecto, aprobado en lo general, busca que se eviten historias como la del Ponchis. Foto Archivo: AFP
relacionadas
compartir

Por unanimidad, los integrantes de seis comisiones de la Cámara de Senadores aprobaron en lo general la iniciativa por la cual se crea la Ley General de Niñas Niños y Adolescentes, que entre otras cosas establece medidas para evitar casos como el de La Nueva Jerusalén, el albergue La Gran Familia y las historias del Ponchis o de Owen.

Los senadores acordaron que las reservas se pasen directamente al pleno en una sesión exclusivamente para desahogar el dictamen que surge de la iniciativa que el presidente Enrique Peña Nieto envió al Congreso con el carácter de preferente.

Con esto se pretende sancionar casos como el de la Nueva Jerusalén, la comunidad en Michoacán donde estaba prohibido estudiar, jugar o ver televisión, pues se advierte que los menores tienen derecho a la educación, al esparcimiento, al juego y a actividades recreativas propias de su edad, además de vivir en un ambiente libre de violencia.

Para erradicar casos como el del albergue La Gran Familia, en Michoacán, donde Rosa Verduzco se hacía cargo de decenas de menores en instalaciones antihigiénicas, el documento establece que sólo podrán ser centros de asistencia social las instituciones públicas y privadas o asociaciones de cuidado alternativo o de acogimiento residencial, además habrá un número determinado de cuidadores por cierto número de menores y condiciones de higiene y seguridad obligatorias.

Se busca que se sancione de igual forma situaciones como en la que estuvo involucrado el niño conocido como El Ponchis, quien fue adiestrado por el crimen organizado. El proyecto de ley determina que las autoridades deben sancionar la incitación o coacción de menores para que éstos participen en la comisión de delitos, asociaciones delictuosas o conflictos armados.

Incluso historias como estás ya no podrán exhibirse en los medios de comunicación, los cuales estarán obligados a modificar sus contenidos para no difundir imágenes, voz o información que vulnere al menor, de lo contrario se harán acreedores a multas hasta por 2 millones de pesos o el doble, en caso de reincidencia en un periodo de un año.

Vivir en un ambiente libre de violencia abarca todo un capítulo de la ley, por lo que serán severamente castigados los responsables de casos como el del menor Owen, golpeado por su padrastro. Las autoridades deberán atender a los niños y adolescentes afectados por el descuido, la negligencia, el abandono, el abuso físico, psicológico o sexual, la corrupción de personas menores de 18 años y la trata de personas, por citar algunos aspectos.

tania.rosas@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de