Advierte Amnistía internacional
México está rebasado en materia de DH
Jesús Murillo Karam, da cuenta de lo rebasadas que están las instituciones en materia de procuración de justicia y derechos humanos, explicó el director ejecutivo de Amnistía Internacional, México, Perseo Quiroz Rendón.
Ana Langner / El Economista
Nov 10, 2014 |
0:27
compartir

La hipótesis en torno a que los 43 estudiantes normalistas pudieron haber sido asesinados, quemados y arrojados a un río anunciada por el Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, da cuenta de lo rebasadas que están las instituciones en materia de procuración de justicia y derechos humanos, explicó el director ejecutivo de Amnistía Internacional, México, Perseo Quiroz Rendón.

“Hay muchos cabos sueltos en las investigaciones que da conocer el Procurador y en todos estos cabos hay fallas de procuración de justicia”, advirtió en entrevista Quiroz Rendón.

Amnistía Internacional destaca que en diciembre del 2011 las autoridades fallaron en hacer rendir cuentas a los funcionarios policiales federales y estatales responsables de la muerte de dos estudiantes de Ayotzinapa y de la tortura y malos tratos de otras 20 personas.

El secretario ejecutivo de este organismo internacional en el país advierte que la confianza en las investigaciones no se genera a priori, debe construirse con resultados y “hasta este momento, lo que tenemos son investigaciones débiles, que se basan simplemente en las declaraciones de tres personas y por lo tanto no cumplen con los requisitos que las propias familias demandan”.

Hasta no tener plena certeza de los hechos ocurridos, no puede haber una conclusión. “Las investigaciones resultan deficientes y simplemente se enfocan en los supuestos nexos con el crimen organizado y no hay investigaciones respecto de lo que sucedió esa noche al momento de la desaparición”, advierte.

Aún quedan preguntas por resolver, observó Quiroz; cuestionamientos como: ¿Por qué las autoridades no atendieron el asunto de manera inmediata? ¿Por qué los miembros del Ejército no acudieron en auxilio de los chicos? ¿Por qué se tardó tanto la Procuraduría en tomar el asunto?

Lo que Iguala demostró es que la realidad del país es aquella que muestra un México “profundamente rebasado en materia de derechos humanos (...) Tener pactos por la seguridad es bueno, pero si no tienen perspectiva de derechos humanos van a estar destinadas a fallar”.

Sobre este tema, Érika Guevara Rosas, directora para las Américas de Amnistía Internacional, decretó aparte que: “Trágicamente, la desaparición forzada de los estudiantes es sólo el último de una larga serie de horrores que han sucedido en el estado de Guerrero y el resto del país. La corrupción y la violencia como señales de advertencia han estado allí para que todos las vean desde hace años y los que negligentemente las han ignorado son ellos mismos cómplices de esta tragedia”.

Perseo Quiroz concluyó que la sociedad mexicana no puede quitar el dedo del renglón, “lo peor que podemos hacer es dar carpetazo al asunto y pretender que la realidad del país no ha cambiado y es buena”.

ana.langner@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de