Rechazo de México a observaciones
Tensión enmarca visita de Alto Comisionado
Especialistas consideran que México se dice abierto a los organismos internacionales; al final no acepta las observaciones principales.
Zeid Ra’ad Al Hussein estará del 5 al 7 de octubre para evaluar la situación de derechos humanos en México. Foto: CNDH
compartir
Widgets Magazine

El Alto comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, realiza su visita oficial en un clima de tensión y regresión ante observaciones que organismos internacionales realizan sobre la crisis de derechos humanos que vive el país, denuncian organizaciones de la sociedad civil.

Zeid Ra’ad Al Hussein estará del 5 al 7 de octubre para evaluar la situación que impera en México y acordar la forma de trabajo que tendrá con las autoridades nacionales. En un hotel del centro de la ciudad de México, el funcionario internacional se reunió este lunes con miembros de la sociedad civil, víctimas de violaciones de derechos humanos, así como con miembros de la comunidad internacional.

Entrevistado en el marco de estas reuniones, el director del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, Édgar Cortez, expresó que el alto comisionado viene a un país en el que el gobierno simula apertura a los organismos multilaterales. “Viene con un ambiente tenso, que tiene signo de regresión”, declaró.

En este sentido se pronunció la directora de Incidencia de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos (CMDPDH), Olga Guzmán Vergara, al exponer que mientras México se dice abierto a los organismos internacionales e invita permanentemente misiones a evaluar al país, al final no acepta las observaciones principales que emiten estas instituciones mundiales.

Tal fue el caso del Comité de Naciones Unidas sobre Desapariciones Forzadas, cuyas observaciones finales del Examen que el Comité realizara —divulgadas en Ginebra, Suiza, en febrero pasado— observara un contexto de desapariciones generalizadas en el territorio mexicano, y muchas podrían calificarse de forzadas.

En el 2014, la diplomacia mexicana vivió un caso similar cuando el relator especial de las Naciones Unidas, Juan Méndez, mencionó que la tortura es generalizada en el país

Hace unos días, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se sumó a dicha consideración de una crisis en materia de derechos humanos.

En los tres casos, el gobierno federal reprochó falta de profundidad en las observaciones y escasez en el reconocimiento de la apertura y avances gubernamentales. Las recomendaciones “no reflejan adecuadamente la información presentada por México”, coincidió en las tres ocasiones.

“Si el Estado rechaza y desacredita estas observaciones (...) no tiene la voluntad política”, explicó Olga Guzmán.

El director ejecutivo de del grupo Idheas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos, Juan Carlos Gutiérrez, informó, por su parte, que la sociedad civil organizada presente en la reunión solicitó al alto comisionado mantener el nivel de exigencia a México conforme lo han hecho los otros organismos internacionales.

Asimismo, las organizaciones solicitaron ser parte de la negociación de trabajo de la Oficina en México del Alto Comisionado durante los próximos años.

Zeid sostuvo también diálogos con el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Raúl González. Se reunirá también con el presidente Enrique Peña Nieto, así como con autoridades del más alto nivel, incluyendo los presidentes de la Suprema Corte de Justicia, del Senado y el secretario de Gobernación. Además, conversará con la secretaria de Relaciones Exteriores, el secretario de la Defensa Nacional y la procuradora, entre otros.

Las visitas previas de los altos comisionados

  • En marzo del 2004, durante el sexenio de Vicente Fox, el alto comisionado adjunto de Derechos Humanos de la ONU, Bertrand Ramcharan, realizó un diagnóstico sobre la situación en México.
  • La alta comisionada, Louise Arbour, realizó una visita del 5 al 8 de febrero del 2008, durante el gobierno de Felipe Calderón.
  • En el 2011, su sucesora, Navanethem Pillay, realizó una visita del 3 al 9 de julio.

ana.langner@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de