Coronel liberado por falta de pruebas
Acusa a integrante del GIEI de falsear pruebas en Colombia
Plazas Vega aseguró que es extraño que Buitrago, con una investigación disciplinaria en curso, haya sido tomada en cuenta para el GIEI.
Ana Langner
Ene 12, 2016 |
22:37
Foto: Cuartoscuro
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

El coronel colombiano en retiro Luis Alfonso Plazas Vega presentó una denuncia contra Ángela Buitrago, integrante del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI), convocado por la Comisión Interamericana (CIDH) para coadyuvar en el caso Iguala, por levantar pruebas falsas en su contra.

En conferencia de prensa, acompañado por el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal, Plazas Vega —quien lideró la operación militar en 1985 contra la guerrilla del M-19 para la retoma del Palacio de Justicia de Colombia— explicó que dicha denuncia la presentó en el 2008 y se encuentra en una fase preliminar de investigación.

Luis Alfonso Plazas Vega estuvo preso ocho años y fue liberado en diciembre pasado por la Corte Suprema de su país al considerar que no había pruebas suficientes en su contra por el delito de desaparición forzada que le había imputado la entonces fiscal colombiana Ángela Buitrago. Inicialmente fue condenado por la desaparición “forzada agravada” de siete trabajadores de la cafetería del Palacio, tres visitantes ocasionales y una guerrillera del M-19.

A los deudos de las víctimas de este operativo les dice que “(...) No es que estén desaparecidos, están muertos, los mató el M-19”.

En el 2012, el mismo tribunal ratificó la pena, pero disminuyó a dos el número de desaparecidos luego de considerar que había pruebas de que el administrador de la cafetería del Palacio, Carlos Augusto Rodríguez, y la guerrillera Irma Franco salieron con vida luego de la retoma del Palacio por el Ejército.

Pero, el 17 de diciembre pasado, la Corte Suprema de Justicia de Colombia absolvió al coronel de su presunta responsabilidad en la desaparición de estas dos personas, debido a que la prueba legal “no ofrece el grado de certeza suficiente sobre la responsabilidad penal del acusado que permita mantener la condena impuesta”.

La Corte colombiana explicó que “las declaraciones de Édgar Villamizar Espinel, César Sánchez Cuesta, Tirso Sáenz Acero y Yolanda Santodomingo, consideradas por el Tribunal para proferir la condena, no brindan credibilidad para fundar en ellas una decisión de tal carácter, dadas las inconsistencias de su testimonio”.

De acuerdo con los dichos del militar en retiro, Ángela María Buitrago, como fiscal durante su proceso, formuló la resolución de acusación con irregularidades en una supuesta declaración, por lo que la acusa como responsable de graves violaciones a sus garantías fundamentales.

Para Plazas Vega es muy extraño que Buitrago, con una investigación disciplinaria en curso, haya sido tomada en cuenta para llevar a cabo una investigación en un equipo internacional como el GIEI.

ana.langner@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de