lo equipara con petrobras y nepotismo en chile
Ayotzinapa, “ejemplo” de corrupción, dice WEF
Asegura el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) que “no hay un ejemplo más infame de la corrupción que la desaparición de los 43 estudiantes de Guerrero”.
compartir

Asegura el Foro Económico Mundial (WEF, por su sigla en inglés) que “no hay un ejemplo más infame de la corrupción que la desaparición de los 43 estudiantes de Guerrero”.

“Pese a no tener claro qué sucedió con ellos —los 43 estudiantes—, es casi un hecho que su desaparición fue resultado de la corrupción de oficiales locales y bandas”, refieren.

En un análisis divulgado en una de las sesiones de discusión que formaron parte del último día de trabajos del Foro en América Latina, explicaron que “la corrupción rampante, real o percibida, podría provocar a los líderes de negocios, empresarios e inversionistas de todo el mundo a buscar oportunidades en otras partes”.

En el documento titulado “Corrupción en América Latina está en las nubes. Aquí encontraremos buenas noticias”, admiten que eventos como el de los 43 estudiantes de Ayotzinapa; el escándalo de Petrobras, en Brasil, y el nepotismo en Chile son claros ejemplos de que la corrupción es más y más visible y claramente denunciada.

Y aunque parece que son eventos que evidencian la larga resistencia de la corrupción en la región, la mayor participación de la gente evidencia que se está agotando la tolerancia frente este tipo de actos.

Población participativa

En el análisis, donde participó el propio presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, explican que “no es coincidencia que algunas de las regiones más corruptas de la región sean también las más violentas”.

En el mismo análisis, aseguran que la expansión y modernización que han experimentado los países de la región ha vuelto a la población mucho más participativa y observadora de los problemas que se presentan, donde el mayor reto resulta ser la corrupción.

De ahí que los citados escándalos han motivado las dimisiones de los presidentes de Brasil, Dilma Rousseff y de Guatemala, Otto Pérez Molina; los juicios políticos a expresidentes como la de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, y los señalamientos directos que redujeron la popularidad de la presidenta Michelle Bachelet.

Estas reacciones son la evidencia de que sí se ha avanzado a paso firme, para minar a este flagelo, afirman.

El documento formará parte del análisis que sostendrán inversionistas, banqueros y funcionarios públicos de la región, en una sesión donde participará el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.

La Reunión Anual del WEF para América Latina se realizará esta semana, el 16 y 17 de junio, en Medellín, Colombia.

El WEF realiza reuniones de empresarios regionales una vez al año. México ha sido sede en tres ocasiones, todas en Cancún. Ésta es la segunda ocasión que Colombia hospeda el encuentro.

ymorales@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de