¿Cuándo está permitido insultar mujeres en redes sociales?
El anonimato, el alcance y los estereotipos en redes sociales facilitan las expresiones de violencia de género. La iniciativa Versus pretende generar debate sobre los estereotipos de clase, raza y género que se replican en el periodismo.
Daniela Bermúdez
Feb 11, 2017 |
9:49

Las redes sociales han permitido que cualquier persona con acceso a internet pueda expresar su opinión sin filtros. En Twitter ha habido una ola de insultos hacia personas públicas, ladies, lords y periodistas, principalmente atacando a las mujeres.

La discriminación es un tema recurrente en Twitter, ya sea por género, nivel socioeconómico, raza, nacionalidad o educación, pero la violencia de género es una de las más comunes. Este tipo de violencia se refleja en los comentarios que reciben las mujeres en las redes sociales, que al ofrecer una forma de opinión anónima facilita los insultos.

NOTICIA: México, segundo país con más violencia de pareja hacia las mujeres

La mujeres entre 18 y 24 años son las más propensas a sufrir acoso sexual en grandes niveles, principalmente a través de redes sociales. El 26% han sido acosadas, 25% han sufrido acoso sexual en línea, según la consultora Pew Research Center.

Marion Reimers, periodista deportiva, y Gisela Pérez de Acha, periodista y abogada, crearon Versus, una ONG que busca borrar los viejos estereotipos de género que dictan el rol de la mujer combatiendo la ignorancia, en colaboración con el periodista deportivo, Santiago Cordera, la directora de Agencia Libre, Sandra Márquez y las conductoras Verónica Rodríguez y Jimena Sánchez.

En la presentación del proyecto en la que participaron las colaboradoras de Versus, Marion Reimers, Jimena Sánchez, Verónica Rodríguez y Gisela Pérez de Acha en las oficinas del medio informativo, Horizontal, llegaron a la conclusión de que el sexismo está presente permanentemente en las redes sociales como una nueva forma de violencia hacia las mujeres al alcance de un tuit.

En el caso de Reimers, Sánchez y Rodríguez va de los tuits ofensivos hasta el acoso a las periodistas.

“Se siente mucha impotencia, pero luego te acostumbras. Eso es lo que da más tristeza”, dijo Jimena Sánchez.

NOTICIA: Violencia contra la mujer, una práctica social extendida

“Al principio me pasaba que pensaba que yo había provocado esos tuits. No me quiero acostumbrar a la violencia, sólo porque me salgo del rol de género”, dijo Verónica Rodríguez.

“Yo denuncié a un tipo que me estaba acosando y las autoridades no sabían qué hacer con esta violencia en línea”, dijo Marion Reimers.

En México, 63% de las mujeres de 15 años o más han experimentado un acto violento en algún momento de su vida, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) y ONU Mujeres. Las colaboradoras de Versus coincidieron en que el insulto más común en Twitter es llamarlas “putas”, aun cuando se trate de la respuesta a su opinión deportiva o profesional.

La falta de educación es una constante en la normalización de la violencia de género que ha pasado del mundo real al mundo virtual y viceversa. Los roles asignados por la sociedad hacia la imagen de la “buena mujer” deben ser desafiados a través del diálogo, la información y la apertura.

Marion Reimers propone combatir la ignorancia y cuestionar la propia identidad de cada mujer para acabar con el sexismo en los medios, especialmente en el deportivo, en el que los estereotipos son evidentes en los contenidos de los programas televisivos, portadas de los diarios y eventos.

Como ejemplificación de la problemática de género en las redes sociales, Versus seleccionó una serie de tuits que recibieron Sánchez, Reimers y Rodríguez en los que se exhibe la violencia de la que han sido víctimas las tres mujeres. Tras la lectura de los tuits, entre un ambiente de tensión, Ignacio Rodríguez Reyna, fundador de la revista Emeequis, dijo que hay una expresión “brutal” de odio y que para acabar con esta, se debe integrar también a los hombres para no repetir las prácticas machistas.


La falta de educación es el problema principal de la violencia de género en redes sociales, ya que permite el anonimato de los que publican tuits agresivos y potencializan el impacto en las víctimas. 65% de las mujeres que han sido víctimas de la ciber violencia prefirieron no reportarlo, por miedo a las repercusiones sociales, cinco de cada 10 confrontaron a la persona en línea, 44% la bloquearon, 22% reportaron el incidente en el sitio web y sólo 5% denunció ante las autoridades correspondientes, según PWC.

NOTICIA: Crearán base de datos sobre violencia a mujeres

Crecer en una cultura sexista no es pretexto para la normalización de la violencia de género. La mejor arma para cambiar esta práctica es la educación y concientización de las mujeres y hombres que fomentan la perpetuación de los estereotipos y roles de género.

Lourdes.bermudez@eleconomista.mx

Twitter: @pegatinaa

erp

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de