advierte exrelator de naciones unidas
Sistema penal requiere un cambio cultural
Destaca Juan Méndez que los pasos que se han dado hacia un sistema acusatorio son positivos; sin embargo, puntualiza que la transición no debe ser “puramente formal”.
El sistema acusatorio puede resultar peor que el inquisitivo si no hay un cambio de cultura en los agentes. Foto Archivo EE
relacionadas
compartir

El Sistema acusatorio de reciente implementación en México puede resultar peor que el inquisitivo si no hay un cambio de cultura en los agentes de justicia que reconozca al juez, Ministerio Público (MP) y defensores como garantes del debido proceso y Estado de Derecho, observó el exrelator especial de Naciones Unidas sobre tortura y otros tratos o penas crueles, Juan Méndez.

Abordado tras participar en una conferencia celebrada en las instalaciones de la Licenciatura de Ciencias Forenses de la UNAM, Méndez advirtió que al tomar en cuenta la experiencia de otros países que, previo a México, implementaron un sistema acusatorio, es necesario un cambio en la mentalidad, ya que de lo contrario, el MP adquiere mucho poder.

El profesor de la American University abundó que los pasos que se han dado hacia un sistema acusatorio son positivos; sin embargo, observó que el cambio no debe ser “puramente formal”, aunque advirtió que aún es prematuro para diagnosticar que el cambio de sistema es cosmético o real.

Evitar actos de tortura

En tanto, durante su intervención en el foro “Retos en la implementación del Protocolo de Estambul en México”, Méndez habló sobre las medidas que puede un Estado implementar para evitar actos de tortura.

En primer lugar, mencionó la educación permanente en derechos humanos de todos los agentes públicos. En segundo lugar, una revisión de la práctica, honesta y franca que no escatime en señalar a aquellos que usen el poder para torturar.

“En el área de prevención, lo principal es romper el ciclo de impunidad”, señaló y agregó la necesidad de que cada acto de tortura sea investigado, procesado y castigado porque ello implica un desincentivo para el próximo agente del orden que se sienta tentado a torturar a una víctima.

Asimismo, para el impulsor de la iniciativa Anti-Torture, es imperativo entender que la regla de exclusión de la prueba obtenida a través de la aplicación de tortura y otros tratos crueles y degradantes, tiene como propósito desalentar a esta práctica. “Hay que tratar de generar juicios justos y eficaces”.

Por último, destacó la necesidad de que exista un Sistema Acusatorio como el instaurado en todo el país en junio del 2016.

Sin embargo, advirtió que de no haber un cambio de cultura entre los agentes de justicia y no se entienda que el juez, el MP y los defensores son garantes del Estado de Derecho, el debido proceso y la presunción de inocencia de cualquier persona que caiga como acusado ante sus estrados, puede ser peor que el sistema inquisitivo.

Experiencia en el país

El exrelator visitó México entre el 21 de abril y el 2 de mayo del 2014; de esta misión se derivaron dos informes, uno presentado en el 2015 que contenía las conclusiones y recomendaciones de su trabajo y otro que salió a la luz en febrero del 2017 el cual contenía el seguimiento de la implementación de las sugerencias hechas.

En ambos reportes, el especialista concluyó que la tortura en el país es generalizada.

“Aunque tuvimos una polémica importante con el gobierno sobre mi caracterización de la tortura como generalizada, el gobierno, aún en ese momento, aceptó mis recomendaciones y se dispuso a implementarlas.

“En mi informe de seguimiento tuve, lamentablemente, que decir que no cambiaba mi caracterización, y en cuanto al estado de implementación de mis recomendaciones; había algunos progresos pero había bastante más por hacer”, dijo.

El gobierno de México respondió que esta práctica en el país es recurrente, mas no generalizada.

“Aunque fue un poco lamentable que el debate se diera en el contexto de una palabra, un adjetivo, de fondo lo que preocuparía es eso: la falta de reconocimiento de una realidad muy dramática”.

ana.langner@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de