como parte de sus procesos de validación
Detecta el INE inconsistencias en recopilado de firmas
La autoridad comicial registra personas que perdieron sus derechos políticos por estar en prisión, duplicados y fallecidos.
Foto Archivo EE: Hugo Salazar
relacionadas
compartir

El Instituto Nacional Electoral (INE) ha detectado que en expedientes para conseguir el registro de una candidatura independiente se han incluido firmas de personas fallecidas o que perdieron sus derechos electorales.

De acuerdo con datos del INE, todos los expedientes de candidatos que se apuntaron en el 2016 para conseguir por la vía independiente un lugar en la Asamblea Constituyente de la Ciudad de México (órgano que culminó este año con la entrega de la Constitución Política capitalina), presentaron dicha situación, la entrega de firmas de apoyo de personas fallecidas.

Dentro de las causas por las que, en su momento, el Instituto depuró las firmas de apoyo, figuran los duplicados en la lista nominal y las firmas provenientes de personas con suspensión de derechos políticos electorales; lo último ocurre cuando los ciudadanos estén privados de su libertad.

Sobre el tema, el consejero del INE, Marco Antonio Baños, expone que el padrón electoral es un instrumento que contiene la base de datos más confiable de los mayores de edad en el país; sin embargo, reitera la necesidad de fortalecer el área de actualización de la información aportada por los Registros Civiles estatales, para evitar que sigan en la lista electoral personas que han fallecido.

Abunda que tanto los candidatos independientes como aquellas organizaciones que desean coordinar consultas populares, necesitan firmas de apoyo y al momento de contratar equipos de trabajo que sumen las rúbricas, puede ocurrir que les entreguen copias de alguna persona que falleció.

Cruce de datos

Asimismo, expuso que los aspirantes independientes no están posibilitados para hacer el cruce con las bases de datos, es el INE el encargado de llevar a cabo esta labor. “No es un problema —estrictamente— del candidato independiente, es un problema en el cual no tienen un mecanismo a priori de verificación con el padrón electoral (...) También es un tema donde el INE se encuentra atrapado ante la falta de una información oportuna para que se puedan dar de baja a estas personas (las fallecidas) del padrón”, argumenta.

A decir del consejero Baños, es necesario un mayor control de las empresas o cuadrillas encargadas de recolectar las rúbricas.

“Lo que hace falta es que los equipos de trabajo de los aspirantes a candidatos independientes sean más responsables y no estén obteniendo por vías de terceros, copias de credenciales de elector”, señala.

Agrega que la sociedad mexicana espera de “todos, las instituciones públicas, los partidos, los candidatos independientes, los magistrados electorales, (que) actuemos con absoluto apego a la normativa, que no nos presentemos ante los ciudadanos habiendo vulnerado alguna norma o tratando de garigolear un procedimiento que le permita un resultado a alguien; en este caso, lo que buscan son registros a candidatos independientes o la constitución de un partido o el impulso a una iniciativa de consulta popular”.

“Pasos democráticos”

Por su parte, el politólogo José Fernández Santillán, académico del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey, coincide en la necesidad de ser más eficientes en términos administrativos para dar fe de los fallecimientos e inmediatamente dar por enterado a la autoridad electoral.

El analista político refiere que a partir de la Reforma Política de 1977 se han dado pasos muy importantes en materia democrática, así como la creación de instituciones “de orgullo” como el INE.

Para evitar prácticas indebidas, como la recolección de “milagros”, como llama el especialista a las firmas de personas fallecidas, es necesario “un empate entre acción pública y honestidad política”.

ana.langner@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de