Rumbo a la XXII Asamblea Nacional
PRI perfila romper con proteccionismo
Las corrientes más conservadoras del tricolor se pronunciaron contra la apertura del partido a las candidaturas externas.
Militantes redactaron un Código de Ética Partidaria con el que se comprometen a no proteger los actos ilegales. Foto: Notimex

Los priistas llegarán este sábado con un nuevo código de ética partidista a su XXII Asamblea Nacional, con el que pretenden sacudirse y deslindarse de los actos de corrupción vinculados a sus exgobernadores Javier Duarte, Roberto Borge, Tomás Yarrington y César Duarte.

“El PRI está buscando su renovación, y su visión de Estado”, dijo Manlio Fabio Beltrones.

Algunos de los militantes del PRI llegarán a la XXII Asamblea Nacional en desacuerdo con algunas modificaciones que se hicieron el miércoles en las mesas temáticas a los documentos básicos del partido. Por ejemplo, las corrientes más conservadoras del tricolor se pronunciaron contra la apertura del partido a las candidaturas externas.

Los exdirigentes nacionales del PRI, Beatriz Paredes y Manlio Fabio Beltrones, observaron positiva esa medida, pues consideraron que el partido se moderniza. En contraste, el exgobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, quien calificó dicha acción como una traición a la militancia.

También se consideró que la eliminación, en el artículo 166 de los estatutos del tricolor, del requisito de 10 años de militancia para el candidato presidencial, beneficia a las aspiraciones del actual secretario de Hacienda, José Antonio Meade.

Otro tema polémico con el que el PRI llegará a su XXII Asamblea será la prohibición que se hicieron en sus estatutos para que sus diputados y senadores de Representación Proporcional (plurinominales) puedan reelegirse. Manlio Fabio Beltrones consideró que esa medida es “un tema recurrible” ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

El combate a la corrupción por parte de militantes del PRI también acaparó el debate entre los delegados, quienes redactaron un nuevo Código de Ética Partidaria con el que se comprometen a no proteger los actos ilegales de sus gobernadores, senadores, diputados y funcionarios públicos.

“El partido analizará el desempeño de los gobiernos emanados de sus filas, a partir del diálogo que haga prevalecer los compromisos éticos del partido, quien demandará siempre la aplicación de las sanciones legales que correspondan cuando así se requiera, repudiando los actos que además de lastimar a la sociedad, agravian al propio Partido. Estamos comprometidos y comprometidas con la legalidad y la honestidad”, dice.

Nuevas reglas internas

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) se presenta a la Asamblea Nacional transformado de un partido que rompe con el proteccionismo y se pronuncia por eliminar “obstáculos” para el crecimiento económico, sin que el Estado pierda la rectoría en materia energética, financiera y de telecomunicaciones.

El PRI incluirá en sus documentos básicos conceptos como el respeto a los derechos humanos; el combate a la desigualdad, corrupción, el crimen y la impunidad; y los nuevos fenómenos como el tráfico de migrantes y la violencia política contra mujeres.

En el tema de la renegociación del Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCAN), este organismo político se comprometió a “defender los derechos de los productores agrícolas primarios, además de velar por la protección de los migrantes mexicanos, especialmente aquellos que provienen del sector rural”.

En materia económica, el PRI se propuso promover “una economía abierta y moderna en la que crezca la inversión y el comercio con el resto del mundo”. Y en materia de pobreza, “romper los nudos de desigualdad en todos los ámbitos, desde el acceso a la educación, a la salud y bienestar, hasta los niveles de ingreso y el acceso a la justicia”.

En materia de seguridad, el PRI reconocerá en su Programa de Acción que es necesario que el Estado mexicano a replantear sus estrategias en materia de seguridad para mejorar los sistemas de prevención, procuración y administración de justicia, en el que se ponga como centro de atención a las personas y sus familias.

jmonroy@eleconomista.com.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de