Tec de Monterrey

Dos acontecimientos motivaron que Jorge González, fundador de Café La Cabaña, replanteara su modelo de negocio y la imagen corporativa: el rompimiento de relaciones con un socio fundador y la presencia de competidores.

La idea de Elizabeth Aguirre era tener un negocio en el giro de comida rápida saludable. Así nació Fast Fruit Company, en los pasillos del Tec de Monterrey en Puebla. La reforma de salud que limitó la comida chatarra fue el empujón que necesitaba.

Al percibir un nivel similar entre sus competidores, esta empresa de software en Puebla aspiró a seducir a una generación de clientes más joven para desarrollarse en el mercado mexicano.

Daniela Santos, de la chocolatería Caramela, cerró su despacho de arquitectura para dedicarse de lleno al negocio que tenía prácticamente abandonado. Pronto implementó una estrategia para recuperar la compañía y potenciarla hacia el éxito.

El cierre de la empresa donde laboraba Francisco Granados fue la ventana de oportunidad que lo orilló a emprender un nuevo proyecto para la industria del embalaje en el país.

Distribuir contenido