Usuario final dirige desarrollos multiplataforma: GeneXus
Hoy en día el reto de las empresas es el desarrollo de aplicaciones y sistemas compatibles con las distintas plataformas y tecnologías, incluidos dispositivos móviles, el cómputo en la nube y el código HTML5 para navegadores.
Julio Sánchez Onofre / El Economista
Abr 20, 2012 |
13:42
Archivado en:
Foto: Cortesía GeneXus

Los días en que las grandes empresas “entrenan” a los empleados para operar sus sistemas están por ver su fin. Hoy son los usuarios finales quienes dirigen el camino de las tecnologías y los empleadores deben adaptarse a sus necesidades que optan con mayor frecuencia por usar sus equipos personales en su vida laboral.

En este nuevo escenario, el desarrollo de aplicaciones y sistemas compatibles con las distintas plataformas y tecnologías, incluidos dispositivos móviles, el cómputo en la nube y el código HTML5 para navegadores, será una de las claves de las empresas para operar, asegura Breogán Gonda, presidente de GeneXus Internacional.

“Hoy existen cientos de millones de smartphones y dispositivos inteligentes en el mundo, y siguen creciendo. Son usados como apéndices de los sistemas corporativos de las empresas. La corporación no puede escoger, por ejemplo, que van a trabajar sólo en iPad. Esto sería una elección ‘a priori’ con la que perderían la mejor parte del mercado”, dijo el directivo en entrevista con El Economista.

Pero no sólo se trata del desarrollo de aplicaciones en las nuevas plataformas. Se trata de escuchar al usuario y ofrecerle alternativas para simplificar su vida.

“El poder lo tiene ya el usuario final y por ejemplo, los bancos: cada uno tiene su sistema de banca, todos diferente. Entonces si yo tengo cuatro cuentas con bancos diferentes y tengo que entrar en cuatro sistemas, pero eso no es lo que yo quiero”, explicó.

“Lo que va a querer el usuario es un sistema propio y que los bancos permitan los servicios con toda la seguridad para que converjan en un sistema único donde lo vas a ver como tú quieras: tu sistema personal de banca”.

GeneXus Internacional, de origen uruguayo, fue fundada hace 24 años y cuenta con oficinas en México desde el 2002. Se enfoca al desarrollo de herramientas para el desarrollo de software, aplicaciones y sistemas en múltiples lenguajes y plataformas.

“Cuando empezamos hace más de 20 años, las empresas primero escogían la plataforma y después se preocupaban de los sistemas, y la posibilidad de cambiar de plataforma, no le pasaba por la cabeza. Luego apareció internet, empezó a ser claro que a las empresas, para ser exitosas, no podían trabajar con una sola plataforma”, recuerda Gonda.

Y es que hace dos décadas, antes de la masificación de la Internet, las empresas tenían la capacidad de escoger su plataforma, pero a raíz de la convivencia en línea con otras empresas y clientes que usaban otras plataformas, se volvió un menester encontrar un punto común.

“El gran cambio para la informática, lo sitúo en el 2010, en el momento en que Appple lanza la iPad. Apple no inventó la tablet -yo tenía hace diez años cuando Microsoft lanzó sus tablet, tenía mi View Sonic Tablet con Windows- pero trajo la necesidad de desarrollar para una plataforma totalmente distinta”, dijo Gonda.

Para el también fundador de GeneXus Internacional, la “consumerización” del cómputo en la nube también ha marcado un parteaguas en la convivencia de los desarrollos tecnológicos, donde el costo de no evolucionar será más caro que la inversión necesaria para adaptar las nuevas tecnologías.

“La nube vino para quedarse y se va a perfeccionar cada momento, y el que no haga cómputo en la nube, no existe”, afirmó.

Uno de los proyectos de GeneXus fue el desarrollo de las pruebas durante la fase “beta” de la nube de Amazon (Amazon Web Services) y actualmente cuentan con alrededor de 7,000 clientes.

A nivel mundial, GeneXus factura anualmente alrededor de 30 millones de dólares y con una tasa de crecimiento anual de entre 25% y 30%.

En México, la firma cuenta con más de 600 clientes con quienes trabaja a través de socios, y su ecosistema involucra a 10,500 desarrolladores, entre empresas de software e independientes –en el mundo suman 85,000- aunque Gonda consideró que será necesario crecer esta base en 2,000 desarrolladores anuales para dar abasto a la demanda de sus clientes a nivel nacional.

julio.sanchez@eleconomista.mx

3335 lecturas
0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista una empresa de