Sony expande plataforma de películas gratuitas online

Credito:

Julio Sánchez Onofre / El Economista

Sony Pictures Televisión lanzó este martes su plataforma gratuita de películas en línea en México y en 18 países de América Latina, Crackle, un sistema que si bien será una competencia para Netflix, el líder en este negocio, su fuente de ingresos se basa en la publicidad, más que en el sistema de suscripciones de pago.

“Con Crackle seremos uno de los proveedores (de contenidos en línea), lo que representa una gran oportunidad para desarrollar un producto y servicio, monetizarlo y ampliar mercado”, afirmó José Rivera Font, vicepresidente y gerente general de Crackle para América Latina.

En un principio, el grupo financiero Banamex, la cadena de alimentos Carls Jr. y la misma Sony serán los primeros que formarán parte de este modelo en publicidad en línea, un rubro que va en aumento.

De acuerdo con cálculos de IAB México, las marcas mexicanas destinan entre 5% y 10% de su presupuesto para publicidad en estrategias en línea, proporción que se espera ascienda este año a un rango de entre 10% y 20 por ciento.

Entrevistado por El Economista, Rivera Font explicó que existe una gran oportunidad en este mercado en México dado el creciente consumo de contenido audiovisual en línea, así como de dispositivos móviles.

De acuerdo con datos de comScore, más del 80% de los usuarios en línea en México consumen contenidos de video con un promedio de entre 10 y 12 horas mensuales.

“El mercado mexicano tiene mucho apetito para contenidos innovadores. Espero que esta categoría de contenidos sea exitosa, y nuestro deseo es hacer lo más accesible posible con una oferta gratuita”, dijo.

Crackle ofrece películas nuevas cada semana, y mantendrá cerca de 150 títulos en cartelera, incluyendo películas de los estudios Columbia Pictures, TriStar Pictures, Screen Gems, Sony Pictures Classics, además de episodios completos de series de televisión.

Aunque Rivera Font aseguró que entrarán en pláticas con otras casas productoras, nacionales e internacionales, para ampliar su catálogo.

RETOS PUEDEN SER OPORTUNIDADES

Si bien el vicepresidente de Crackle para América Latina no desestimó los retos tecnológicos como la baja penetración de banda ancha en México —según la consultora Everis, existe una penetración de 11.4%—, consideró que la creciente oferta de este tipo de contenidos en línea impulsará el desarrollo de la infraestructura tecnológica.

“Lo vemos como una tremenda oportunidad. Es difícil que el mercado se adelante a la oferta de ancho de banda, pero debe haber un tipo de contenido como Crackle para incentivar la inversión de estos servicios”, afirmó.

Si bien Crackle carece de proyecciones del desarrollo de esta plataforma en México, Rivera Font confía en que la respuesta será positiva dado el carácter gratuito de su servicio.

Ejemplificó que en Estados Unidos tienen alrededor de 16 millones de usuarios únicos, mientras que a un mes de haberse lanzado en Brasil, alcanzaron los 1.5 millones de usuarios.
Los orígenes de Crackle se remontan a la firma Grouper Networks, fundada en 2004 y que tenía como objetivo compartir archivos entre usuarios.

En 2005 Grouper se enfocó a la distribución de videos en Internet y en 2006 fue adquirida por Sony a un valor de 65 millones de dólares, y fue en 2007 cuando Sony anunció que sería renombrada como Crackle.

julio.sanchez@eleconomista.mx