Advierten fragmentación de Internet tras espionaje
Especialistas señalan que la reacción de algunos gobiernos a las prácticas de EU pondrían en riesgo los principios de neutralidad de la red además de libertades digitales.
Julio Sánchez Onofre / El Economista
Nov 6, 2013 |
7:49
Foto Archivo: EE

Luego de las revelaciones sobre las actividades de espionaje y vigilancia masiva perpetradas por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por su sigla en inglés), el libre flujo de información en línea, el crecimiento tecnológico y la globalidad de Internet está en riesgo.

Esto, de generalizarse reacciones como las del gobierno de Brasil, que ha obligado a las firmas de Internet internacionales a alojar datos en servidores ubicados en la nación carioca y colocarlos bajo su jurisdicción, advirtieron expertos y representantes de tecnológicas como Microsoft y Google durante el foro Diálogos sobre Gobernanza de Internet.

“La localización forzada de datos ha sido una de las posturas de Brasil y otros países. Si empezamos a poner sobre la mesa estos temas, acabaremos Internet libre (...) No hay una relación entre localización forzada y seguridad. Si se localizara información, se crean Internet divididos, ya no habrá opciones como existen para Pymes o cualquier usuario para tener acceso a computo en la nube, ese tipo de cosas ya no tendrán acceso”, dijo Lina Ornelas, directora de Políticas Públicas y Relaciones Gubernamentales para México, América Central y el Caribe de Google.

La advertencia también refiere que este tipo de prácticas pondría en riesgo los principios de neutralidad de la red así como las libertades digitales, además de que contraviene a la necesidad de crear normativas interoperables a nivel internacional en materia de protección de datos y privacidad.

“Va en contra de Internet como una aldea global al fragmentarla y tener un propio internet. Irán tiene su propio internet donde no pueden saber lo que pasa en el mundo ni el mundo saber lo que pasa. Y si vemos como un internet que se parece a un archipiélago, donde hay múltiples islas, se acaba la idea de internet como lo conocemos actualmente”, dijo Antonio Martínez Velázquez, oficial de Comunicación de Artículo 19 México.

El secretario de Protección de Datos Personales del Instituto Federal de Acceso a la Información y Protección de Datos (IFAI), Alfonso Oñate, llamó a “abandonar el parroquianismo o provincialismo” en la protección de datos personales para crear legislaciones aplicables en cualquier zona geográfica.

“El reglamento de la Ley Federal de Protección de Datos Personales en Posesión de los Particulares ya provee una disposición que hace un caso omiso respecto a la ubicación geográfica de estos datos y hace que sea aplicable la legislación y protección independientemente de dónde sean tratados. Se debe abandonar el concepto de territorialidad y jurisdicción de fronteras”.

Las advertencias llegan luego de que el excontratista de la NSA, Edward Snowden, filtrara que el gobierno de Estados Unidos intervino las líneas de comunicación usadas por Google y Yahoo; y ha denunciado que Microsoft facilitó el acceso a los correos electrónicos y sistemas de mensajería de sus usuarios al gobierno de Estados Unidos.

En frente común, estas empresas tecnológicas han pedido aumentar los niveles de transparencia sobre las acciones de vigilancia y solicitud de información de los usuarios por parte de los gobiernos.

“El principal aprendizaje es la territorialidad que no garantiza la integriadad de los mismos. Los compromisos que tenemos que adquirir: es ser más transparentes,y por eso Microsoft hizo la petición judicial de divulgar más detalles sobre las solicitudes de gobierno; y la seguridad que debe responder a estándares internacionales”, comentó Jorge Vega Iracelay, director de Asuntos Legales y Corporativos de Microsoft México.

La divulgación de mayores detalles en los reportes de transparencia de las empresas proveedoras de servicios digitales seár fundamental para definir la legalidad y legitimidad de estas peticiones, resaltó Jesús Robles Maloof, activista y miembro del colectivo Contingente MX.

“Las empresas pueden darnos más información a través de la práctica y cuidando desagregar datos personales, que nos digan qué tipo de solicitudes son y así oodemos evaluar si son legales y plantear algunas medidas”, dijo.

EU PUEDE PEDIR INFORMACIÓN DE GOBIERNOS

Aunque la representación de las compañías tecnológicas pugnan por evitar la territorialidad forzada en el manejo de datos, tanto Microsoft como Google reconocieron que sus operaciones dentro y fuera del país se atienen a las regulaciones estadounidenses.

Legislaciones como la Ley Patriota o la Ley de Vigilancia de la Inteligencia Extranjera pueden obligar a empresas como Google o Microsoft a proporcionar información sobre sus usuarios en investigaciones contra terroristas o criminales que pongan en riesgo la seguridad nacional de aquel país.

Y esto incluye a los clientes gubernamentales, quienes, en teoría, contratan los servicios bajo el conocimiento de la normatividad dictada por Estados Unidos.

“Nuestros términos de servicio de cómputo en la nube son analizados por los jurídicos de gobierno y ellos saben de la gubernativa, y ellos saben que el gobierno puede estar suijeto a las disposiciones (de Estados Unidos)”, aseguró Lina Ornelas.

Google ha buscado posicionarse como proveedor de servicios en la nube en la modernización y digitalización gubernamental. Uno de sus principales clientes de este sector es el gobierno de Zapopan.

“Cada gobierno decidirá y si optará por usar o no estos servicios en datos de seguridad nacional. Pero la información de gobierno abierto, que son datos públicos, caben en estas disposiciones”, agregó.

PIDEN POLÍTICAS TIC CONTRA ESPIONAJE

La laxitud de la respuesta del gobierno mexicano sobre el espionaje que Estados Unidos ejerció sobre Enrique Peña Nieto durante su campaña presidencial, y sobre el expresidente Felipe Calderón, fue criticado durante el foro.

Como respuesta, se pidió la creación de políticas en torno a las tecnologías de la información que garanticen la protección de la información que pudiera comprometer la seguridad nacional así como la de los ciudadanos.

Octavio Islas, director de Proyecto Internet-Cátedra de Comunicación Estratégica y Cibercultura del Tecnológico de Monterrey, afirmó que exsite “la necesidad de estructurar políticas públicas, estructurar actores inteligentes para una propuesta útil a las circunstancias pero cuidando ese tema: la privacidad de cada uno de nosotros y la información estratégica de gobierno”.

Si Estados Unidos pudo espiar a Dilma Rousseff y la petrolera más importante del país, Petrobras ¿quién garantiza que no pudo hacer lo mismo durante esta discusión de reforma energética?”, cuestionó.

En respuesta, la directora general de Innovación Digital en la Coordinación de Estrategia Digital Nacional, Ania Calderón Mariscal, dijo que “el espionaje es un tema de gran importancia”.

Sin dar mayores detalles, aseguró que “en la Estrategia Digital Nacional se genera una política TIC que se contempla la propiedad de la información, que es relevante para el tema de seguridad nacional y datos personales, para que se mantenga la seguridad de esa información y mantener una confianza de dónde está protegida la información”.

julio.sanchez@eleconomista.mx

klm

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de