Gobiernos, ante retos para proteger usuarios móviles
La GSMA anunció una serie de iniciativas para proteger a los usuarios móviles mediante la campaña "Nos Importa", la cual parte de cuatro puntos.
Julio Sánchez Onofre / El Economista
Feb 9, 2015 |
18:05
Foto: Reuters
relacionadas
compartir

Para proteger a los usuarios de servicios de telecomunicaciones móviles, los gobiernos necesitan actualizar sus marcos normativos para la persecución de nuevos delitos, y expertos con altas capacidades técnicas para combatir las amenazas cibernéticas y actividades ilegales en la red, considera la GSMA.

Este lunes, la GSMA, organismo que representa los intereses de los operadores móviles, y los cuatro principales operadores de telefonía móvil en el país (América Móvil, Iusacell, Nextel y Telefónica) anunciaron una serie de iniciativas para proteger a los usuarios móviles mediante la campaña "Nos Importa" con cuatro ejes: reducción del robo de celulares, promoción de los derechos de los niños, apoyo a los ciudadanos con discapacidad y protección al medio ambiente.

Entre las acciones anunciadas está un acuerdo firmado con el regulador del sector, el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), para implementar el Sistema de Dispositivos (IMEI Device Check) de la GSMA para revisar en tiempo real en el sitio web del IFT si un equipo ha sido incluido en la lista global de dispositivos móviles robados.

En una entrevista, el director de la GSMA para América Latina, Sebastián Cabello, consideró que para el funcionamiento de esta plataforma, es importante que los operadores de todos los países compartan la información para que una terminal robada de una red. Pero esto no es suficiente.

"También hay celulares donde se puede reprogramar el IMEI, que es como cambiarle el número de identidad y eso es un delito. Los gobiernos tienen que perseguir y criminalizar ese delito, tienen que criminalizar aquellos lugares donde venden celulares robados y que falsifican el número de IMEI porque es como falsificar una identidad personal para obtener una cuenta bancaria", dijo a El Economista.

De acuerdo con la Asociación Nacional de Telecomunicaciones de México (Anatel), los reportes por robo o extravío de dispositivos aumentaron casi tres veces, de 156,000 en el 2012 a más de 442,000 en el 2014 aunque esta cifra no representa la tasa real de robos de celulares al no incluir aquellos equipos que no fueron reportados.

"El primer pilar es que los usuarios denuncien. Si los usuarios no denuncian, no se inicia este proceso" dijo.

A estos esfuerzos se deben sumar las acciones de los fabricantes de teléfonos móviles para dificultar el robo de equipos y su vulneración.

Otro de los pilares para la protección de los usuarios es el combate a la pornografía infantil, trata de personas y explotación, así como el hostigamiento y abuso, con la colaboración de asociaciones civiles como la Alianza por la Seguridad en Internet (ASI) y el Consejo Ciudadano de Seguridad y Procuración de Justicia del Distrito Federal.

La colaboración incluye el uso de dispositivos móviles, SMS y una línea de ayuda vía telefónica para la denuncia de sitios web con este tipo de contenido.

Pero un combate efectivo a estos delitos en la red debe abordarse desde una perspectiva integral, donde se consideren desde campañas de educación y concientización hasta temas como la neutralidad de la red, la protección del derecho a la libertad de expresión e información y una mayor preparación en ciberseguridad.

"Hay que hacer un abordaje integral para poder atacar todos los problemas, hay que denunciar a los sitios que tienen contenidos de abuso infantil, y si se identifican que son así, que eso no afecte la neutralidad de la red si se filtran contenidos de sitios que están verificados que tienen contenido ilegal", reconoció el director de la GSMA para América Latina.

"Todo el tiempo hay que seguir perfeccionándose, seguir investigando y desarrollando mecanismos. La verdad es que en tanto también avanzan los mecanismos de control y de seguridad, también avanza la delincuencia. Esto es un proceso, un foco y una agenda de trabajo. Hacen falta gente y especialistas dedicados a eso", agregó.

La campaña "Nos Importa" responde además a una tendencia global de los operadores para establecer buenas prácticas y colaboraciones entre la industria y los gobiernos para promover la seguridad en ambientes móviles. El primero en adoptarlas fue Brasil, el año pasado, durante la celebración del Congreso Mundial Móvil.

El siguiente paso, dice Cabello, será trabajar en buenas prácticas y normatividades en temas como la privacidad de los datos, servicios financieros móviles y el desarrollo de ciudades inteligentes y objetos conectados.

"En la campaña teníamos un módulo de privacidad. Todavía hay que trabajarlo un poco más, iba a ser el quinto elemento y lo vamos a tener más adelante", aseguró.

Cifras de GSMA Intelligence proyectan que para el 2020, el número de conexiones de telefonía móvil en México llegaran a los 138 millones, con una penetración del 98% respecto al total de la población en el país, y donde 81 millones corresponderán a teléfonos inteligentes. La penetración de Internet móvil llegará al 37% desde un 23% calculado para el 2014, y con 97 millones de conexiones de banda ancha en cinco años, desde 43 millones del año pasado.

julio.sanchez@eleconomista.mx

mfh

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de