Falta voluntad de gobierno para impulsar capital de riesgo
El brazo mexicano de 500 Startups se ha convertido en el más activo a nivel global, con más de 3 millones de dólares invertidos y con 75 startups activas en América Latina.
Julio Sánchez Onofre / El Economista
Mar 19, 2015 |
7:39
Dave McClure. Foto: Cortesía 500 Startups

El brazo mexicano del fondo de capital de riesgo 500 Startups se ha convertido en el más activo a nivel global, con más de 3 millones de dólares invertidos y con 75 startups activas en la región de América Latina dentro de su portafolio. Esto ha sido el resultado de un trabajo 100% de privados.

Existe un consenso entre los socios del fondo de inversión en que el rol del gobierno está en impulsar el desarrollo de las condiciones para generar un ambiente de emprendimiento, y no como un actor que compita directamente con los inversionistas privados al inyectar directamente capital a las startups. Esa era la promesa del llamado fondo de fondos, un programa del Fondo Nacional del Emprendedor, a cargo del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), que buscaba el desarrollo de estas condiciones al generar estímulos para la creación de fondos de capital de riesgo para startups.

Pero Dave McClure, inversionista ángel y fundador de 500 Startups, considera que esta promesa no se ha materializado sino que se ha quedado sólo en buenas intenciones.

"Los programas hacen eso pero no han entregado mucho capital, y te lo digo por experiencia personal. Lo que falta es voluntad del gobierno para escribir esos cheques, y es algo que hemos discutido con ellos más de un año. Dijeron que lo harían pero aún no ha pasado", dijo a El Economista en una entrevista al término de su participación en el encuentro Startup Grind en la Ciudad de México.

En el 2014, la convocatoria de este fondo de fondos que figura bajo el “Programa para el Desarrollo del Ecosistema de Capital Emprendedor” del Fondo Nacional del Emprendedor, puso a disposición una bolsa de 225 millones de pesos para el estímulo de los fondos de capital que realizan inversiones en emprendimientos de alto impacto.

En los resultados de la convocatoria, el Inadem detalla que se destinaron casi 304 millones de pesos a 14 proyectos o vehículos de inversión. De esta cifra, el 98.3% se concentró en sólo 6 proyectos, es decir, el 43% de los beneficiarios de este programa.

"La recomendación para los gobiernos es que ayuden a financiar muchos pequeños fondos y traten de ayudar a crear 15 ó 20 de ellos. Sé que es lo que supuestamente deberían hacer y lo que dijeron que harían pero creo que desplegaron mucho menos de lo que esperábamos", afirmó McClure.

En el ambiente de emprendimiento digital, la agilidad y rapidez para el levantamiento de inversiones es crucial dentro de una dinámica donde el crecimiento y desarrollo de las startups de base tecnológica ocurre en periodos mucho más cortos que en los negocios tradicionales. Pero cuando se trata de obtener apoyo por parte del gobierno, emprendedores e inversionistas se enfrentan al aparato burocrático que dista de seguir con la dinámica de las startups, considera una de las figuras más importantes del capital de riesgo de Silicon Valley.

"La burocracia está impidiendo que podamos invertir en grandes negocios, crear empleos para la economía. Suena trágico pero así es el caso. Tú pensarías que se escucha que ellos digan 'amamos el hecho de que unos gringos pongan el dinero a trabajar en México y nos ayuden a hacer eso' pero parece que están más interesados en llenar papeleo que invertir en startups", critico McClure.

Aunque la crítica no es sólo al gobierno mexicano. El fundador de 500 Startups dice que en Estados Unidos, las autoridades quieran regular o incluso tener una mayor intervención en las inversiones de capital de riesgo para estos emprendimientos lo cual podría ser contraproducente.

"Encuentro interesante que gobierno de Estados Unidos intenta regular las inversiones en startups cuando no regularon las inversiones en el sector de viviendas e incluso subsidiaron e impulsaron este tipo de inversiones y después vimos el abuso y los escándalos en el mercado de la vivienda", dijo.

undefined

Portafolios más diversos

McClure, quien fue emprendedor desde 1992 y estuvo en las filas de empresas como Microsoft o PayPal antes de convertirse en inversionista ángel, dice que los fondos de capital de riesgo también deben migrar hacia una estrategia que permita una mayor diversificación de los portafolios de inversión.

"Yo aconsejaría hacer apuestas más pequeñas, en lugar de tener un portafolios concentrado con un pequeño número de grandes inversiones, mejor una gran cantidad de pequeñas inversiones", dijo.

"Los grandes casos de éxito sólo pasan en el 2% de los casos, entonces matemáticamente hablando necesitas de 50 a 100 inversiones para tener una buena oportunidad pero con 200 o 300 inversiones realmente vas a tener muy buenas oportunidades como inversionista y no todos los fondos de capital de riesgo construyen portafolios en ese sentido", aseguró.

500 Startups espera que el próximo mes lleguen a las 1,000 inversiones a nivel global y se generen al menos 150 a 200 estrategias de salida, 75 de ellas "sustanciales", confía McClure.

Y si bien el gobierno puede generar una mejores condiciones para el desarrollo de un ecosistema que impulse la generación de vehículos de inversión para las empresas nacientes, lo cierto es que este camino ya está ganando tracción tanto en México como en América Latina y que ya se ha posicionado como en una región de amplio interés para los inversionistas internacionales.

"Tratamos de ser activos, y mejor que lo hagamos nosotros en lugar de alguien más", concluyó McClure.

julio.sanchez@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de