Desarrollan iniciativa a favor del cifrado en Internet
La ONG Access Now desarrolló la iniciativa Secure The Internet, con la ayuda de periodistas, empresas, expertos de la industria y organizaciones en más de 48 países para pedir a los líderes mundiales a apoyar el cifrado en Internet
Redacción
Ene 11, 2016 |
14:15

La organización no gubernamental Access Now desarrolló la iniciativa Secure The Internet, con la ayuda de periodistas, empresas, expertos de la industria y organizaciones en más de 48 países para pedir a los líderes mundiales a apoyar el cifrado en Internet y rechazar cualquier ley, política o mandato que ponga en riesgo la seguridad digital.

A la iniciativa se han sumado el apoyo de organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles de los Estados Unidos (ACLU), Amnistía Internacional, Artículo 19, la fundación para la libertad de prensa, entre otros. A la fecha la misiva ha sido firmada por unas 195 organizaciones, individuales, empresas y asociaciones de comercio.

NOTICIA: México, víctima de ciberespionaje de la NSA

La organización pide que los gobiernos no deben de limitar el acceso de los usuarios a las tecnologías de cifrado, ni exigir la implementación de “puertas traseras” o vulnerabilidades en herramientas. Además agrega que ningún gobierno debería exigir algoritmos, estándares, herramientas o tecnologías de cifrado inseguros.

Carta abierta a los líderes de los gobiernos del mundo:

Alentamos a los líderes mundiales a apoyar la seguridad de los usuarios, empresas y gobiernos mediante el fortalecimiento de la integridad de las comunicaciones y los sistemas. Para lograrlo, los gobiernos deberían rechazar leyes, políticas y otros mandatos o prácticas, –incluyendo acuerdos secretos con las empresas– que limiten el acceso o socaven el cifrado y otras tecnologías y herramientas de comunicación segura.

  • Los gobiernos no deberían prohibir ni limitar el acceso de los usuarios a las tecnologías de cifrado; o prohibir el uso de cifrado por grados o tipos;
  • Los gobiernos no deberían exigir el diseño o la implementación de "puertas traseras" (backdoors) o vulnerabilidades en herramientas, tecnologías o servicios;
  • Los gobiernos no deberían requerir que las herramientas, tecnologías o servicios sean diseñados o desarrollados para permitir el acceso de terceros a datos sin cifrar o a las claves de cifrado;
  • Los gobiernos no deberían tratar de debilitar o socavar los estándares de cifrado o influir intencionalmente en su desarrollo, a menos que sea para promover un mayor nivel de seguridad de la información.
  • Ningún gobierno debería exigir algoritmos, estándares, herramientas o tecnologías de cifrado inseguros
  • Tampoco debería, por acuerdo privado o público, obligar o presionar a entidades para que actúen de manera incompatible con los principios anteriores.

NOTICIA: Snowden celebra ley que regula al NSA

abr

0 Comentarios
Comentarios