Los coches de Google ya son considerados un conductor
El sistema de conducción autónoma de Google consigue su licencia de manejo y ninguno de los pasajeros será considerado un conductor.
Brian Fung
Feb 20, 2016 |
17:30
relacionadas
compartir

Cuando te subas a uno de los autos cápsula de Google, no serás considerado como el conductor, de acuerdo con una carta enviada por Google a las autoridades federales de transporte.

NOTICIA: Carros autónomos se roban el show

En lugar de ello, la ley va a tratar al software del coche como el conductor. “Estamos de acuerdo con Google, (sus vehículos autónomos) no tendrán un “conductor” en el sentido tradicional en que los vehículos han tenido conductores durante los últimos más de 100 años”, dice la carta. “Si ningún ocupante del vehículo puede manejar el auto, es más razonable identificar al conductor como cualquiera que está conduciendo”.

La decisión de la Administración Nacional de la Seguridad del Transporte por Carretera (NHTSA, por su sigla en inglés) marca un gran momento para Google y el resto de la industria automotriz en la carrera para construir el primer vehículo totalmente autónomo. Mientras que la mayoría de los otros fabricantes de automóviles están construyendo sus vehículos con volantes, pedales de freno y otras máquinas en mente, Google imagina que su coche robot no tendrá ninguna de estas cosas.

Esto plantea preguntas acerca de cómo el gobierno podría ver a esos coches. En noviembre pasado,

Google presentó una carta a la NHTSA exigiendo una mayor claridad acerca de la palabra “conductor” y cuáles son los requisitos federales a los que Google podría estar sujeto como resultado, que van desde los espejos retrovisores hasta las intermitentes. La respuesta de la NHTSA tiene implicaciones para los ingenieros de Google de amplio alcance.

NOTICIA: Carros completamente autónomos, una realidad en 2025

Pero no dan a Google categóricamente el beneficio de la duda. Por ejemplo, las regulaciones existentes de la agencia para los coches convencionales requieren que los vehículos incluyan pedales de freno y frenos para estacionarse que operan independientemente uno de otro por el “control de la mano o el pie”.

Por supuesto, las computadoras en los autos de Google no tendrían manos ni pies. Mientras que la NHTSA estaba de acuerdo con Google acerca de que el coche controlaría los frenos, este hecho “no es excusa” para

Google a no obedecer el “lenguaje simple” de la regulación, se dijo. Hasta que la agencia escriba nuevas reglas para los coches sin conductor, dijo la NHTSA, Google podría tener que solicitar una exención de dicha norma.

NOTICIA: Ford construirá autos autónomos con Google

La carta ofrece una ojeada a la vanguardia —tremendamente compleja—del mundo de la regulación de los vehículos sin conductor.
A medida que estos vehículos se vuelven más populares, podemos esperar que más de estos debates se lleven a cabo en lo que de otro modo podría sonar como un tipo de jerga legaloide aburrida.

Brian Fung escribe de tecnología para The Washington Post.

rarl

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de