Pérdidas por US3,000 millones anuales
Industria de seguros ve impulso a ventas por ciberataque
La industria aseguradora mexicana considera que los incidentes provocados por WannaCry abren una oportunidad para acelerar el desarrollo de productos especializados en protección de la información.
Foto: Especial
relacionadas
compartir
Widgets Magazine

El ataque mundial con el código malicioso WannaCry, que afectó 200,000 equipos de cómputo en 150 países, impulsará una tendencia al alza de las soluciones de seguros cibernéticos, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS). Durante la 27º Convención de Aseguradores, que se realiza en la Ciudad de México, el presidente de la asociación, Manuel Escobedo Conover, dijo que los productos relacionados con la ciberseguridad verán un proceso de detonación y crecimiento importante dentro de los próximos tres años.

En el 2015, las pérdidas ocasionadas por delitos cibernéticos a escala global alcanzaron los 556,000 millones de dólares; en México la cifra fue de 3,000 millones de dólares, dijo Ángeles Yáñez, directora de Desarrollo de Proyectos Estratégicos de la AMIS. Otras fuentes, como Microsofot con datos de la firma de seguridad informática Symantec, las pérdidas en México alcanzan los 4,000 millones de dólares. Se espera que en el 2017 la inversión en ciberseguridad a escala mundial sea equivalente a los 100,000 millones de dólares.

Para la aseguradora American International Group (AIG), presente en la convención, las empresas de servicios financieros, energía y telecomunicaciones, así como los servicios públicos, deben fortalecer sus medidas de seguridad y protegerse con pólizas especializadas.

El viernes pasado se inició un ataque cibernético a escala global que aprovechó una vulnerabilidad en los sistemas operativos Windows para "secuestrar" información de instituciones públicas y privadas y exigir un rescate para liberarla. Entre los afectados se encontraron el servicio sanitario del Reino Unido, que debió suspender citas médicas e intervenciones quirúrgicas, y la fabricante de automóviles Renault, que suspendió operaciones.

En México, la Policía Federal, a través de la División Científica, sólo detectó cuatro equipos infectados, todos de firmas privadas, según un reporte que difundió el lunes. Para la firma de ciberseguridad Kaspersky Lab, México se posicionó como el país de América Latina con más equipos vulnerables y el cuarto a escala global.

La AMIS no tiene reportado ninguna siniestralidad derivada del ataque y, según dijo Escobedo, tampoco hay información oficial de que alguna aseguradora se haya visto afectada por el ataque. “Entenderíamos que por lo menos alguna tuvo alguna infiltración menor, pero el tema no ha sido relevante hasta este momento en la industria de seguros de nuestro país”, dijo.

Ganancia de pescadores

Para la industria aseguradora, la emergencia expuesta por WannaCry es un llamado de atención para que las entidades mexicanos se protejan y contraten servicios de cobertura. De acuerdo con Escobedo, los ciberseguros son un producto emergente en todo el mundo y existen coberturas de manera limitada pues se trata de pólizas muy complejas de diseñar. “El manejo de un ciberseguro es muy delicado ya que no se trata nada más la información que está dentro de una computadora”, dijo.

Y aunque en México los seguros cibernéticos aún son incipientes, representarán una cobertura con cada vez mayor demanda y que habrá que desarrollarse en sintonía con el contexto y el ritmo de la transformación tecnológica mundial.

Según un estudio que presentó AIG durante la convención, titulado "¿El riesgo cibernético es sistémico?", las redes financieras o sistemas de transacciones, la infraestructura de internet, la red eléctrica y el sistema de salud serán los sectores más vulnerables a ataques cibernéticos durante el 2017. Por industrias, las más expuestas son las de servicios financieros (19%), energía (15%), telecomunicaciones y servicios públicos (14%), cuidado de la salud (13%) y tecnología de la información (12%).

La encuesta de la aseguradora estadounidense apunta que si bien la violación de datos y los ataques cibernéticos se han vuelto más frecuentes para las empresas en lo individual, la preocupación por los ataques cibernéticos sistémicos está en la mente de quienes están dedicados a analizar y prevenir este tipo de amenaza.

“Tenemos mucho trabajo por delante para robustecernos en términos de ciberseguridad. Se está haciendo una inversión importante empresa por empresa, pero también a nivel industria”, dijo Escobedo.

claudia.cordova@eleconomista.mx

0 Comentarios
Comentarios
Periódico El Economista es una empresa de